Sin categoría

¿El exceso de trabajo puede enfermarte?

¿Alguna vez has sentido que las labores en el trabajo, aunado al estrés y al ambiente, te están agotando física, emocional y mentalmente? Ten cuidado, podrías padecer el Síndrome de Burnout.

Este estrés laboral crónico, también conocido como Síndrome de Desgaste Profesional o “Síndrome del Trabajador Quemado” se presenta como resultado de una carga de trabajo excesiva, exigencias agobiantes, estrés, poca autonomía o insatisfacción laboral.

Cabe mencionar que, aunque no existe un perfil de la persona que puede padecer esta enfermedad, sí existen algunas cualidades y rasgos que lo hace más propenso a padecer Burnout como, ser conformista, inseguro, tener baja autoestima o ser demasiado perfeccionistas.

Las personas que padecen el síndrome suelen manifestar algunos de los siguientes síntomas:

  • Falta de energía y sensación de abatimiento desde el inicio de la jornada laboral.
  • Sentimientos de frustración y fracaso al no conseguir los resultados deseados a pesar del esfuerzo invertido en las tareas.
  • Estado de ánimo irritable, impaciente, negativo, irónico y distante, llegando a mostrarse frío e indiferente hacia las personas atendidas y con los compañeros de trabajo.
  • Incapacidad para concentrarse en el trabajo y para relajarse o desconectar al finalizar la jornada laboral.
  • Sensación de desbordamiento ante las demandas emocionales de los demás, careciendo de fuerzas para seguir involucrándose en las relaciones con ellos.
  • Frecuentes dolores físicos, además del desarrollo de enfermedades psicosomáticas, como, por ejemplo, fatiga visual, dolores de cabeza y musculares, mareos, dificultades con el sueño, pérdida de peso, úlceras y otros desórdenes gastrointestinales, afecciones de la piel o infecciones, entre otros.

Recuperarse del desgaste profesional requerirá tiempo, apoyo y terapia psicológica, para poder identificar las causas del estrés; asimismo, será necesario aplicar estrategias u hábitos saludables que mejoren la calidad de la vida laboral como:

  • Entrar y salir puntualmente del trabajo.
  • Ser asertivo.
  • Saber delegar funciones para no sobresaturarse.
  • Modificar las expectativas laborales.
  • Saber pedir consejo o apoyo.
  • Comunicarse con el entorno.
  • Darse tiempo para comer saludablemente, dormir y tener un pasatiempo o hobby.
  • Hacer ejercicio.
  • Reservar tiempos de calidad con la familia y amigos.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s