Categoría: Sin categoría

Investigadores del IFUAP emplean materiales emergentes en celdas solares

Las fuentes no renovables de energía (petróleo, carbón y gas natural) representan el 88 por ciento de la oferta primaria de energía en el mundo. No obstante, estos recursos son limitados y la creciente demanda de energía apunta a una crisis energética. Para enfrentar el reto de generar energía de manera sustentable, investigadores del Instituto de Física de la BUAP (IFUAP) buscan materiales emergentes, de amplia disponibilidad y de nula toxicidad para aplicar en tecnologías fotovoltaicas.

Investigadores BUAP estudian el uso de textiles en sistemas de captación de luz solar

Materiales textiles tan comunes y de uso diario, como la mezclilla, podrían ser utilizados en sistemas que aprovechan la energía solar y así incrementar su eficiencia. Por ejemplo, en un futuro el vidrio o el sustrato de una celda solar podría ser mejorado con la implementación de un textil. Para ello se necesita saber qué material absorbe más energía térmica, por lo que investigadores de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM) de la BUAP calculan los índices de absorción y reflexión de telas, como polar, lycra, tergal, paladín, gabardina liverpool, popelina y denim, en diferentes colores.

Es una de las de mayor demanda e impacto social; su matrícula supera los 9 mil estudiantes

Su oferta académica incluye las licenciaturas en Biomedicina, Ciencia Forense, Fisioterapia, Medicina y Nutrición Clínica; los Profesional Asociado en Imagenología y en Urgencias Médicas; un Master en Fisioterapia y las maestrías en Administración de Servicios de Salud y en Ciencias Médicas e Investigación La Facultad de Medicina es […]

Uma Konkon de la BUAP reintegra a su hábitat a casi 50 aves

La Unidad de Manejo Ambiental Konkon de la BUAP continúa con su programa de rehabilitación de aves para reintegrarlas a su hábitat natural. Durante casi seis años, ha logrado reintegrar a cerca de 50 individuos de diferentes especies. La más reciente fue la liberación de ocho aves en el Cerro Zapotecas, en San Cristóbal Tepontla, tras mejorar su peso, fortalecer sus músculos, sanar heridas y en algunos casos concluir su crianza.