Cuidarnos es amarnos

A las mujeres se nos enseña a complacer a todos, abandonando nuestra autoempatía.

Victoria Fischer / DIRECTORA DEL CENTRO PSICOLÓGICO CEPEV FORTALECE

La vida cotidiana nos ha llevado a estar siempre pendientes de los acontecimientos sociales o de las pseudo necesidades que la sociedad de consumo nos ha impuesto, de tal forma que damos prioridad al cumplimiento de estas demandas que —necesarias o no– hacen que las personas nos sintamos pertenecientes a un grupo social, aunque también nos impide darnos cuenta de que, como seres humanos que somos, debemos estar en constante cambio, algo que evitamos al estar siempre pendientes del exterior y utilizando cualquier mecanismo de defensa para no hacernos cargo de todo lo que nos provocan nuestros sentimientos o pensamientos, y por ende de los efectos que tienen en nuestro cuerpo y mente.

El proceso de estar pendientes del exterior implica también, para las mujeres, estar atentas a las necesidades de otros. Se nos ha enseñado a cuidar y complacer al esposo, hijos, padres, abuelos, nietos, compañeros de trabajo y amigos, y así lo hacemos gran parte de nuestras vidas, sin darnos cuenta de que nos estamos descuidando a nosotras mismas, enfermándonos y perdiendo nuestra autoempatía.

Esta autoempatía implica proporcionarnos a nosotras mismas lo mismo que les damos a los demás. Es una ineludible responsabilidad que tenemos con nosotras, para así poder ofrecer lo que tenemos a los otros sin necesidad de reclamarles después; por el contrario, otorgando lo mejor de nosotras sin quedarnos vacías.

La empatía personal implica salud para mí, y se expresa de muchas maneras: haciéndonos una revisión médica cada cierto tiempo —que en ocasiones postergamos indefinidamente porque “hay otros gastos más importantes”–, alimentándonos adecuadamente, aceptando que necesitamos descansar y reconociendo los límites de nuestras capacidades para todos los que nos rodean y a quienes cuidamos. A todos con los que convivimos en nuestras casas y trabajos hay que compartirles las responsabilidades, asumiendo que somos un equipo de trabajo, y también tenemos que aprender a no tener culpas por dejar de hacer o estar cuando no podemos o simplemente no queremos cubrir los requerimientos del otro. Decir “no” sin remordimiento es reconocer mi libertad y mi necesidad de cuidado personal.

Y en estos tiempos que corren, cuando estamos experimentando tanta violencia, es importante que nos apoyemos, que dejemos de hablar mal unas de otras, que no nos devaluemos entre nosotras con palabras denigrantes. Debemos reconocer que somos un factor que genera, desde casa, la falsa superioridad de los otros, toda vez que les ordenamos a nuestras hijas que atiendan “a los hombres de casa”. Lo que verdaderamente es necesario es enseñar la igualdad como base de la dignidad humana, estableciendo responsabilidades igualitarias para no generar las dependencias y vacíos que conlleva el permitir que otros abusen de nosotras porque les servimos o apoyamos.

Y cuando percibamos que todo esto causa dificultades y prefiramos seguirle dando tanto a los demás, detengámonos un momento, hasta asumir que que ya es tiempo de autoevaluarnos y reconocer nuestras debilidades y áreas de oportunidad, hasta reconocer que necesitamos establecer nuevas formas de interacción personal, familiar, social y laboral, además de invertir en nuestra salud física y mental.

Con todo este apoyo personal y autoempatía ya no nos manejaremos con un yo dependiente y conciliador que genera pensamientos negativos de devaluación, sino que nos amaremos con un yo maduro que nos permitirá vivir en plenitud, con libertad de amar y con un reconocimiento personal y de amor para nosotras mismas.

Categorías:Sin categoría

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s