Sin categoría

¡Libérate de esa carga tan pesada!

Alejandro Jodorowsky / PSICOMAGO

16

La mayor parte de los problemas de espalda se relacionan con el apoyo. Cuando nos empeñamos en cargar con las responsabilidades de los otros, la ausencia de ayuda o apoyo puede provocar un dolor de espalda.

Hay expresiones populares que confirman estas asociaciones: “cargar con todos los problemas”, o bien “cargamos con la cruz que nos toca”. En cualquier caso, nuestro cuerpo notará el peso que supone cargar con problemas ajenos. Otra expresión con la que estamos expresando nuestra candidatura a sufrir de la espalda: “me siento poco apoyado en la vida”.

La espalda también simboliza aquella parte de nosotros que no vemos o no queremos ver, nuestra cara oculta de la Luna. Por ese motivo, la espalda puede dolernos cuando dejamos situaciones sin resolver. Si decimos: “yo me lo echo todo a la espalda”, ésta terminará quejándose…

La columna vertebral parece estar conectada con los fundamentos más profundos de donde surgen nuestras creencias… Cuanto más encorvada camina una persona, más metida dentro de sí misma va por la vida. En palabras de la maga-masajista Doña Magdalena, cada vértebra de la sagrada columna es un escalón que te lleva de la tierra al cielo. Desde la grandeza y potencia de las lumbares, trepa hacia las sentimentales dorsales y llega a las lúcidas cervicales, para recibir la caja craneana, cofre de los tesoros…

Así, podríamos considerar a nuestra espina dorsal como el símbolo de nuestra firmeza interior; los problemas aparecen cuando somos inflexibles, cuando nos anquilosamos a nivel de ideas, de emociones, creativa o materialmente.

Relacionándola con los egos, podríamos decir que la parte alta está conectada con nuestro ego intelectual, la zona media con lo emocional y la parte baja con lo sexual y material. Este sería un esquema muy básico para averiguar el origen del dolor. La columna vertebral es también un eje equilibrador de nuestro desmembrado cuerpo. Una lucha de poder entre los padres, o entre las familias de ambos, padre y madre, podría producir en el hijo una escoliosis o desviación de columna.

Categorías:Sin categoría

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s