Sin categoría

2017: año nuevo… ¡dieta nueva!

2017 Healthy Food Concept

 

Redacción Más Sana

El comienzo del año es un momento apropiado para buscar una mejor calidad de vida, que debe de comenzar por una buena alimentación. Para ello a continuación se detallan cinco propósitos para avanzar hacia una “dieta sana” con una gran probabilidad de éxito:

  1. Mejorar la salud, pero no a base de suplementos dietéticos. Una dieta poco saludable jamás podrá equilibrarse mediante el consumo de suplementos de vitaminas, minerales, antioxidantes o productos de herbolaria. Pero no solo eso: consumir estos productos puede llegar a ser perjudicial por dos razones: cuando los consumimos desatendemos (de forma inconsciente) la importancia de seguir un estilo de vida saludable, probablemente a causa de una falsa sensación de seguridad que atribuimos a esos supuestos talismanes, y diversos estudios han revelado que muchos de esos suplementos no siempre son seguros, pues muchos contienen ingredientes activos que pueden ejercer fuertes efectos en el cuerpo e interactuar con ciertos medicamentos.
  2. Comer alimentos en lugar de empacharse de declaraciones nutricionales. Pese a que los nutrientes son invisibles, decoran hoy la publicidad de infinidad de alimentos. Las expresiones con Omega-3 o rico en magnesio (que hace unos años no existían en nuestra mente) se encuentran ahora con letras mayúsculas en una amplia gama de productos. Con ello corremos el riesgo de interpretar que lo visible (el alimento) no es lo importante, sino lo que está escondido detrás de enigmáticas expresiones.
  3. Creer en una dieta sana, no en los No hay alimentos cuya composición nutricional especial pueda equilibrar una alimentación insana en su conjunto, en primera porque las propiedades milagrosas que se atribuyen a los superalimentos (terapéuticas, antienvejecimiento, adelgazantes…) no siempre están basadas en estudios rigurosos, y en segunda porque los efectos beneficiosos sobre la salud por parte de esos alimentos milagrosos son más bien modestos, sobre todo si se comparan con un cambio general en el patrón de alimentación que sigue de forma habitual la población occidental.
  4. Desconfiar del concepto dieta variada o comer de todo. Una dieta sana es, sobre todo, muy variada, pero seguir al pie de la letra el concepto comer de todo puede traernos más problemas que beneficios en el contexto actual, en el que no sólo tenemos una despensa llena de comida, sino que además estamos rodeados por una amplísima oferta de sustancias comestibles ricas en calorías, pero poco nutritivas.
  5. Consumir más alimentos de origen vegetal (o menos de origen animal). Un patrón de dieta saludable se basa en alimentos de origen vegetal, y en este punto de vista coincide con el de todas las asociaciones implicadas en la nutrición humana. Cambiemos nuestro patrón de alimentación hacia una dieta más basada en los alimentos de origen vegetal, que enfatice las hortalizas, las legumbres secas cocidas, las frutas, los cereales integrales, los frutos secos y las semillas. Los vegetarianos tienen un menor riesgo de padecer enfermedades del corazón o cáncer.

Categorías:Sin categoría

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s