Sin categoría

Procrastinación… ¿influye la forma de nacer en esta conducta?

939742ef-7e65-454b-8a24-fb6be70b3312

Irma Azomoza, PhD 
Directora General de Consciencia 2016

Constantemente llego tarde a las citas y eso me causa problemas… Si llego temprano tendré que esperar solo y eso no me gusta… Si llego tarde todos me verán… Si soy el primero en entregar el trabajo, dirán que me quiero lucir… Prefiero no ir, porque voy a sentir una decepción… Es mejor hacerlo hasta que me lo pidan, porque así tendré más ideas… Está buenísimo el partido, después hago la tarea… Total, falta un mes para que se venza el convenio… Estoy muy presionado porque sólo me quedan dos días para entregar todo esto… Todavía falta mucho… ¡Total, comienzo el próximo año!… Al fin no urge…

De alguna manera todos hemos caído en algún momento en alguna de estas situaciones, y está bien; lo que es de considerarse es que algunas personas ya tienen el hábito (¿o hablaremos de adicción?). Imagínense que se han hecho investigaciones con cosas tan simples como el chisme, y ¿qué creen? Una abuela chismosa da como resultado una madre que aprendió y una nieta que aprendió y heredó genéticamente esta conducta. Entonces, además del aprendizaje, ya llevamos una herencia intrínseca.

Por otro lado, la repetición constante de una conducta también da como resultado el crearnos hábitos que, con sólo un ciclo lunar (esto es, la repetición durante 28 veces), se instalan. Y algo más increíble: las circunstancias del nacimiento de una persona hacen que el desempeño de su trabajo y su forma de relacionarse con el mundo se manifiesten específicamente. Las personas que tuvieron parto tardío conceptualizan: “No estoy listo, soy demasiado, lastimo a los demás y me lastimo a mí mismo”, y se identifican con las conductas de llegar tarde, de no poder comenzar las cosas, de tardar demasiado en hacer algo y de no iniciar cosas nuevas.

Vivimos una metáfora constante que se proyecta en cada una de las decisiones y preferencias que vivimos. Es por ello que podemos decir que una parte de nosotros siempre mira el mundo a través de los ojos del recién nacido que una vez fuimos. Sin duda alguna el nacimiento y las experiencias prenatales constituyen los fundamentos de la personalidad humana. Sólo analícenlo…

Categorías:Sin categoría

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s