Sin categoría

¿Cómo debemos proteger nuestra piel del sol?

Durante el verano es común que las personas se expongan más al sol, para disfrutar del calor, obtener un bronceado o para aportarle al cuerpo una buena dosis de vitamina D, a través de los rayos solares. Sin embargo, debemos tomar en cuenta que, en exceso, la luz solar también puede ser peligrosa.

La sobreexposición a la radiación ultravioleta (UV) del sol puede resultar en una quemadura. Asimismo, ocasionar  el envejecimiento prematuro de la piel, daños a los ojos e incluso graves problemas a nuestra salud como cáncer de piel. Por ello, debemos tomar medidas como:

  • Evitar la exposición solar en las horas centrales del día: Los rayos UV solares son más fuertes entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde por ello, se recomienda evitar actividades durante este lapso.

Si quieres saber cuál es la intensidad de los rayos del sol, puedes hacer la prueba de la sombra: si la sombra es más pequeña que tu, los rayos solares son los más intensos, y es importante que se proteja.

  • Protección solar UV: Al estar al aire libre es necesaria la protección solar de un bloqueador, los cuales pueden estar disponible en muchas formas como: lociones, cremas, ungüentos, geles, aerosoles, toallitas, bálsamos labiales, por nombrar algunos.

De acuerdo con especialistas, se recomienda el uso de productos con protección de espectro amplio (contra los rayos UVA y UVB) y con un factor de protección solar (SPF) con valor de 30 o superior.

  • Aprovechar las sombras: Una manera obvia, pero muy importante de limitar la exposición a la luz ultravioleta; pero no olvides que los árboles, las sombrillas o los toldos no protegen totalmente contra la radiación solar.
  • Usar ropa que proteja: Cuando te encuentres al aire libre, usa ropa que cubra tu piel. La ropa provee diferentes niveles de protección contra los rayos; recuerda que, si la prenda cubre la mayor parte de la piel, ofrecen más protección.

Cabe mencionar que, los colores oscuros generalmente proveen más protección que los colores claros. Las telas con un tejido más tupido ofrecen una mejor protección que las telas con un tejido más suelto. Asimismo, la ropa seca generalmente protege mejor que la ropa mojada.

  • Usa lentes de sol: Los lentes que bloquean los rayos UV son importantes para proteger la parte delicada alrededor de los ojos, así como los ojos en sí. Investigaciones han demostrado que, pasar largas horas en el sol sin proteger los ojos aumenta las probabilidades de desarrollar enfermedades.

Con información de American Cancer Society

Categorías:Sin categoría

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s