Sin categoría

¿Sabes qué contiene el jamón que consumes?

Los embutidos representan una alternativa rápida, fácil y sencilla a la hora de alimentarnos, sin embargo, no son la opción más saludable como pensamos.

Solemos consumirlos de forma excesiva, en muchos casos casi a diario, cuando esto no debería ser así. Ahora toma en cuenta, que no todos estos productos son elaborados con la proteína ni ingredientes adecuados.

¿Te has puesto ha pensar en el daño que estás causando a tu organismo? Es por ello que, debes conocer bien el jamón que consumes, si estos cuentan con el índice de nutrimentos necesarios para ser un alimento consumible.

De acuerdo a un estudio de la Procuraduria Federal del Consumidor (Profeco), algunos productos que se comercializan en el mercado mexicano incumplen el porcentaje de carne que anuncian, unas contienen menos y otras omiten información o se están fuera de las normas, observó un estudio del Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor. Entre estos productos, se encuentran las marcas: Bafar, Duby, Galy, Parma, Sparta Cocido, Lala, Parma Campestre, Cuadritos, Sabori, San Rafael.

Por lo anterior, Profeco invita a los consumidores tomar en cuenta las siguientes recomendaciones a la hora de ir al super y seleccionar un jamón:

  • Puede haber algunos ingredientes que se consideren alérgenos para algunas personas como gluten, leche o soya.
  • En el mercado hay otros embutidos cuyas características a simple vista pueden ser similares a un jamón, pero que no se denominan como tal.
  • La información en la etiqueta permite no exceder niveles y de esa manera, se cuida la salud.
  • Mantenga el producto siempre en refrigeración.
  • Antes de adquirir un producto, compárelo con otros, ya que 100 gramos de jamón fino, por ejemplo, puede costar incluso lo mismo que la igual cantidad de jamón extrafino, de acuerdo con la marca.
  • Tener en cuenta que, según el grado de calidad, se emplean también otros ingredientes, además de las materias primas cárnicas que sean más baratas.
  • Algunas marcas incorporan ingredientes no cárnicos cuyo objetivo es sustituir una parte de la carne con un aporte proteico y funcional (soya), mientras que hay otros ingredientes como los almidones o las féculas de papa, maíz o chícharo; así como la carragenina, que se utiliza para aumentar la capacidad de retención de agua

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s