Sin categoría

Merecemos más que lo “bueno, bonito y barato”

FOTO: pixabay.com

Augusto Tavera

El conformismo está presente en diversos aspectos de nuestra vida. Inconscientemente, nosotros mismos aceptamos el hecho que las cosas que nos da la vida o las personas que están junto a nosotros -de manera positiva o negativa- es lo mejor que vamos a obtener, cuando realmente va mucho más allá de esto.

Entrevistada en Más Sana Live, Cristina Guiza, tantóloga y terapeuta, nos explica que la frase “bueno bonito y barato”, que utilizamos en lo referido a servicios, productos o artículos, provoca que nos hagamos menos, pues es un pensamiento conformista.

Ejemplificó con una relación tóxica, o una relación de pareja en la que una persona es violentada. Quienes dejan que esta clase de situaciones se susciten es porque reciben algún beneficio o bien común de la otra persona: pagar el alquiler, o cualquier otro sustento económico que la pareja pueda proporcionar o cualquier otro atributo que puedan encontrar en él.

Cuando una persona nos trae mas aspectos negativos que positivos a nuestro entorno y no hacemos nada por tratar de cambiar esta situación, es cuando entramos en un estado de conformismo, y asumimos por cuenta propia que es lo que la vida nos está proporcionando y no podremos cambiar.

De forma inconsciente, “bueno, bonito y barato” aplica en esta clase de situaciones, ya que a pesar de las cosas negativas que tienen, al seguir con este pensamiento conformista terminan pagando un precio mucho mayor al deseado.

Lo mismo sucede con pensamientos como un auto simplemente funcional, o una vivienda suficiente aunque incómoda para una familia. Todos estos aspectos pueden llegar a complicarse o simplemente es una situación que a ti te disgusta. Sin embargo, algo que debemos recordar es que todos merecemos el mismo respeto, por lo que cualquier situación laboral o personal que nos rebaje o no nos haga sentir esto, no debería ser aceptable aunque nuestro trabajo nos ayude a sacar nuestros gastos personales. Nuestra dignidad siempre será más importante que cualquier otra cosa. Es importante entender que en la vida diaria eso no existe.

Actualmente, estamos acostumbrados a querer las cosas de manera inmediata, desde el panorama de la espera por qué alguna situación o suceso ocurra, debemos observar los aspectos positivos que esto nos traer, entre ella educarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos para aprender a tener tolerancia ante la frustración en lugar de vivir con las situaciones de la inmediatez.

Finalmente, la frase acertada ante todo esto nos comenta la terapeuta es la siguiente: “merezco lo justo, merezco lo apropiado, merezco lo bueno, merezco lo mejor”.

Si deseas saber que otros aspectos están envueltos en ¨bueno, bonito y barato¨,a continuación te proporcionamos el enlace de la entrevista.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s