Sin categoría

¡Cuidado con los golpes de calor este verano!

post_ISSSTE_02

La exposición excesiva al sol puede derivar en el denominado “golpe de calor”, que a su vez, puede ocasionar daños al cerebro, corazón, riñones y músculos.

Permanecer de manera prolongada a altas temperaturas de radiación solar que se registran en diversas regiones del país puede provocar lo que se llama
“exposición excesiva al calor”, con mayor impacto en la población residente en ciudades que en las áreas rurales.

Especialistas del ISSSTE piden a la gente a tomar precauciones, sobre todo no exponerse a los rayos solares en las horas de mayor intensidad calorífica, entre 11 y 16 horas; usar bloqueadores solares, sombreros y sombrillas; tomar suficiente agua para mantenerse hidratados y tener especial cuidado con niños y adultos mayores.

¿Qué propician los golpes de galor?

La excesiva exposición al calor puede provocar afectaciones de leves a severas, las cuales van desde confusión, agitación, problemas en la dicción – arrastran las palabras-, irritabilidad, delirio, hasta convulsiones y estado de coma.

También puede haber náuseas, vómito, piel enrojecida y respiración acelerada, ya que el organismo trata de enfriar nuestro cuerpo y lo hace a través de la respiración y sobre todo los vasos sanguíneos. Además, explicó que al funcionar la piel como “un radiador, parecido al de los carros, entonces los vasos se abren para tratar de perder calor, y ello implica que el corazón lata más rápido”.

Es importante destacar que las personas que tienen afectaciones cardíacas o pulmonares pueden presentar la sintomatología a veces muchísimo antes de llegar a los 40 grados centígrados en su cuerpo.

¿Qué hacer en caso de sufrir un golpe de calor?

Ante un “golpe de calor”, en primer lugar se debe quitar a las personas de la exposición de los rayos solares, ponerlos a la sombra, incluso meterlos a una bañera o ducharlos con agua fría; colocarles compresas frías o hielos en la espalda, axilas y regiones inguinales para tratar así de bajar la elevada temperatura corporal, hasta checar, a través de un termómetro, que esta vaya a la baja.

Si no hay una mejoría, es importante inmediatamente acudir a un centro hospitalario ya que el daño por “golpe de calor” puede llevar a la muerte, como ha sucedido en varios países.

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s