Sin categoría

Por qué nos llena de culpa comer en exceso

La dieta está asociada a sentimientos de miedo o sufrimiento, pero en realidad es un régimen de vida que debemos adoptar.

Yamilé Murad / ASESORA NUTRICIONAL

5-1

¿Alguna vez has sentido culpa después de haber comido en exceso? Estoy segura de que sí, y definitivamente debes poner atención a lo siguiente: en diversos estudios se explica que combinar emociones y comida es una de las peores cosas que puedes hacer si lo que deseas es mantenerte en forma o —peor aún– bajar de peso.

En la época de fin de año este problema se agrava más, dada la gran cantidad de festejos y variedad de comida que suele estar presente. Pero no te preocupes, ya que lo primero que debemos hacer es reconocer que la comida no es buena ni mala, simplemente es comida. Lo importante es que sepamos comer con moderación.

Y es que la culpa funciona de una manera muy peculiar, ya que en primera instancia nos impide comer aquello que se nos antoja —por ejemplo, unos tacos–, pero luego llega un momento en que el antojo le gana a la culpa y, ante este choque de emociones, seguramente te darás un atracón de aquello que al principio no querías ni probar.

Lo anterior sucede debido a que llegaste a tu límite emocional y ya no te importa cuidar lo que comes, sólo quieres saciar tu antojo. Si te sucede esto con frecuencia debes tomarte un tiempo para reflexionarlo, ya que esta acción contiene una gran carga emocional negativa en algo que debería ser positivo para ti.

5-2

No olvides que tu cuerpo necesita la comida para realizar las tareas cotidianas, y de ninguna manera es malo complacer un antojo (de vez en cuando y con moderación), ya que comer también te debe hacerte feliz, pero sin alejarte del objetivo fundamental que es mantenerte sano y para muchos el bajar de peso.

Aunque para muchos la palabra dieta esté asociada a sentimientos de miedo o sufrimiento, debemos comprender que en realidad es un régimen de vida que debemos manejar inteligentemente para no sufrir remordimientos. ¡Puedes comer de todo en porciones y horarios adecuados, pero trabaja en tu autocontrol!

Para evitar remordimientos…

  1. Incluye todos los tipos de alimentos al día (vegetales, carbohidratos, grasas, etc.).
  2. Si no eres una persona sedentaria, cuida la cantidad de carbohidratos que comes, ya que te invadirá una sensación de pesadez y malestar.
  3. Evita la tentación de comer entre comidas y habitúate a consumir dos colaciones.
  4. Procura cenar antes de las 9 de la noche, y de forma ligera.
  5. Para controlar la ansiedad, evita andar trayendo chicles y dulces. Sustitúyelos por infusiones, o bien agrega a tu agua un poco de limón.
  6. En caso de que comas de más, procura caminar o bien haz un poco de ejercicio. Te sentirás ligero nuevamente y tu organismo te lo agradecerá.

Categorías:Sin categoría

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s