Sin categoría

La importancia del corcho en el embotellado del vino

El corcho proviene de la corteza del árbol del alcornoque, y su calidad es indispensable para conservar las propiedades del vino.

Pablo García Migoya / EXPERTO EN VINOS

El empleo del corcho en la industria enológica inició en el siglo XIX. Procede de la corteza del alcornoque (Quercus suber), árbol de hoja persistente y altura no superior a los veinte metros; su fruto es la bellota, que se utiliza en la montanera (última fase de la cría de los cerdos ibéricos). El alcornoque crece en suelos ácidos (no soporta la cal), a una altura entre los mil y mil 300 metros sobre el nivel del mar, en climas suaves por la influencia del mar Mediterráneo, algo húmedos y sin fuertes heladas. Su distribución por la península ibérica comprende Portugal —primer productor–y las provincias españolas de Cádiz, Lérida, Cáceres y Badajoz.

El principal destino del alcornoque es la producción de tapones, artes de pesca y materiales aislantes, entre otros.  La pela o descorche se hace a principios del verano, en turnos de ocho a doce años, teniendo cuidado de no dañar la corteza interna, o casca. la primera corcha que produce el árbol se llama bornizo y es muy irregular, sirviendo solo para objetos bastos o aglomerados. La edad del árbol debe superar los veinte años para comenzar su explotación; en promedio se obtienen unos 30 kilogramos por árbol.

15-2

Proceso de fabricación

Para extraer el corcho se hacen unas incisiones a lo largo del tronco del árbol. Las planchas que se obtienen miden aproximadamente un metro de longitud y 40 centímetros de ancho, y son almacenadas al aire libre para que se humedezcan con la lluvia, lo que las hace más flexibles y manejables. En el mes de octubre se clasifica, destinando el de mala calidad para conglomerados, y el mejor para la elaboración de tapones de botellas de vino.

Las planchas son hervidas durante una hora a 100°C para esterilizarlas y aumentar su manejabilidad; si la temperatura no es la adecuada, se producirán en ellas enfermedades microbianas. Posteriormente se dejan reposar durante aproximadamente un año, para luego almacenarlas de quince a veinte días en naves de maduración bien aireadas, para eliminar la humedad. Luego se cortan en tiras con un ancho igual a la longitud que tendrá el futuro tapón; este paso se conoce como rebanadura.

El siguiente proceso es el troquelado, que consiste en sacar con una broca los tapones de la tira de corcho, siendo éstos de tamaño variable (de 23, 38, 44, 49 y 54 milímetros, este último para vinos premium). El siguiente paso es la esterilización y suavizado de los tapones, mediante parafina (que permite su fácil introducción en la botella), silicona y aceite (que elimina la espuma, por lo que está contraindicado para cavas), para luego ser embolsado al vacío en bolsas de polietileno.

Proceso de embotellado

La velocidad de penetración deberá ser rápida, para que el corcho encaje perfectamente en el cuello de la botella, y la compresión deberá ser flexible, para adaptarse sin romperse.

Problemas potenciales

Los factores climatológicos pueden producir anomalías, por ejemplo el corcho verde, cuando no llega al punto de secado ideal. En años de sequía los anillos de crecimiento vegetativo no se desarrollan como debieran, lo que produce mermas e indefensión ante las plagas. Por otro lado, un exceso de porosidad debido a factores genéticos pasa de ser un defecto a una virtud.

Al almacenarse en bodega se deberá mantener una temperatura constante entre 14 y 18ºC, y una humedad menor de 65%.

En lo que respecta al embotellado, si el cierre resulta defectuoso producirá fugas, y en este problema intervienen diferentes factores, como el tipo de maquinaria utilizada, la calidad del corcho, el almacenamiento de las botellas, etc.

15-1

Propiedades del corcho

  • Al momento de insertarlo pierde instantáneamente hasta un 15% de esta propiedad, aunque a las 24 horas vuelve al 98% de su estado original. Por eso se dejan las botellas en pie durante un día después de encorcharlas.
  • Se debe a las características de su estructura celular.
  • Del material en la botella y su comportamiento.
  • Resistencia al factor tiempo.
  • El corcho es uno de los materiales que mejor resisten el paso del tiempo y la humedad.
  • Es la capacidad de ceder a una presión ejercida.

Categorías:Sin categoría

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s