Sin categoría

¡No seas tan rígido con tu dieta!

Quienes llevan a cabo dietas con restricción de alimentos, suelen excederse cuando sucumben a la tentación de comer sin limitaciones.

Yamilé Murad / ASESORA NUTRICIONAL

5-1

¿Cuántas veces te han dado remordimientos porque te comes un gustito que te brinda alivio justo a la mitad de esa batalla interna a la que llamamos dieta? ¡Sí, me refiero a ese pequeño oasis que genera culpas terribles que te hacen sentir como si te hubieras dado un tremendo atracón! ¿Te suena familiar?

Es entendible que, si por descuido hacemos algo perjudicial en contra de nosotros, lo corrijamos. Sin embargo, con la comida las cosas no siempre son así de lógicas, ya que de acuerdo con diversos estudios psicológicos las personas con sobrepeso responden al contrario de lo que se espera.

Quienes llevan a cabo dietas con restricción de alimentos, suelen excederse cuando sucumben a la tentación. Los factores de la imagen propia y la autoestima también son determinantes, y suelen afectar más a las mujeres.

5-2

Y bueno, para apoyarte en este andar me permito darte las siguientes recomendaciones:

  1. A menos de que sea muy necesario, no hagas dietas extremas. Mejor cambia tus hábitos alimenticios y de preferencia incluye a tu familia en este proceso.
  2. Dejar de lado el sedentarismo. No se trata de que te vuelvas un súper atleta de la noche a la mañana, pero si comienzas con hábitos como caminar o subir escaleras, estarás implementando paulatinamente un estilo de vida más activo hasta alcanzar ejercicios moderados.
  3. Toma la vida con calma, es decir: come lentamente y sin distracciones.
  4. Presta atención a las señales de saciedad de tu cuerpo y deja de comer cuando estés satisfecho.
  5. Aprende a identificar cuando comes por culpa o ansiedad, y aprende a controlarte.
  6. Investiga un poco acerca de los efectos y beneficios de los alimentos.
  7. Disminuye tus niveles de estrés y aprende a comer con moderación.
  8. Una vez que hayas perdido peso, debes mantenerlo con el tiempo. Súbete a la báscula con regularidad para llevar un control.
  9. Vence la adicción a la comida: se trata de comer cuando tengas hambre, y no cuando no puedas controlar tus emociones.

¡No olvides que la alimentación y las emociones están conectadas! Por eso una buena alimentación debe ser agradable y en un contexto de unión familiar o de amistad.

 

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s