Sin categoría

Asesinatos “por amor”

En Más Sana LIVE la criminóloga forense Yussel Aguirre habló de los feminicidios en Puebla y el porqué de su aumento. Aquí presentamos algunos puntos destacados de la entrevista.

Más Sana LIVE 

 

El feminicidio es un fenómeno social que involucra violencia exacerbada a las víctimas por el sólo hecho de ser mujeres, sin importar su edad o condición social. En Puebla se han dado 400 casos desde el 2014, y para evitar más es necesario que cada nuevo evento de este tipo sea catalogado de inmediato como tal, y no como un asesinato común, sobre todo si la muerte fue violenta.

Una característica del feminicidio es que el cadáver nunca se esconde; al contrario, se exhibe, porque lleva un mensaje tácito para el resto de las féminas: “esto también te puede pasar a ti”. También se distingue por la saña y brutalidad extremas que sufre el cuerpo de la víctima —un “matar de más”–, y las lesiones suelen ocurrir en sitios sensiblemente femeninos, principalmente en senos, glúteos o vagina.

No te engañes: él no va a cambiar

12La mayoría de los feminicidios son cometidos por la pareja, expareja sentimental o pretendiente de la víctima, y muchas veces la gente cercana afirma que “ella tuvo la culpa porque escogió a un tipo cruel y violento”. Esto no es así. Una mujer nunca va a tener la culpa de ser víctima de un feminicidio.

El amor no tiene por qué doler ni ser violento. El problema es cómo nos enseñan desde niñas a identificar este sentimiento. Hay que erradicar mitos: que debemos de tener una pareja siempre y en todo momento —de lo contario, no valemos–, porque nos protege y nos da seguridad. Por eso muchas, con tal de no estar solas, aceptan maltratos, celos y límites injustos.

Otro mito funesto es que las discusiones de pareja son malas. Por el contrario, nos permiten llegar a acuerdos y replantear la relación, buscando siempre el bienestar de ambos, pero sin llegar a los gritos y mucho menos a la violencia. A veces, por miedo a generar una discusión, ellas lo permiten todo.

Finalmente, otro error es pensar que él “me cela porque me quiere”. Esto nunca es así. Los celos son una expresión de su inseguridad y miedo al abandono, que desquita en ti de una manera insana y cruel a través del control. Y no hay que engañarnos: él no va a cambiar. Un hombre violento, a lo mucho, podrá modular su conducta, y eso mediante terapia.

Categorías:Sin categoría

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s