Sin categoría

Cómo Nutrirse Bien

Las palabras alimentarse y nutrirse son utilizadas muchas veces para referirse a la misma idea: comer, y por lo tanto resulta fácil confundir que, por el simple hecho de comer todo lo que nos apetece o nos gusta, estamos alimentados y bien nutridos. Pero no siempre es así.

Estos dos vocablos son totalmente diferentes y conocerlos bien será de gran ayuda para identificar de manera correcta lo que buscamos en nuestra nutrición, y así poder tener una mejor calidad de vida.

3-2

Veamos en donde está la diferencia: alimentarse es la acción mediante la cual yo tomo y elijo los alimentos que van a formar parte de mi dieta. En cambio, nutrirse es un proceso que está ligado a la utilización que el organismo de lo que yo como; es decir, es algo involuntario.

Hablar de nutrirse en forma correcta nos lleva a la utilización adecuada de los nutrientes que formarán las estructuras del organismo, proporcionándole energía y facilitándole el buen desarrollo de sus procesos metabólicos.

Nutrirse, pues, es mucho más importante, pero es claro que ambos conceptos van ligados de tal forma que sería como hablar de qué fue lo primero, si el huevo o la gallina. Si no hay una buena alimentación entonces no puede haber una buena nutrición y, al contrario, todos los nutrientes que vamos a consumir para nutrirnos mejor van a estar presentes si tengo una buena alimentación. Nutrirse y alimentarse van de la mano… ¡no puede existir el uno sin el otro!

3-1

Pero… ¿Cómo nutrirnos bien? No es tan difícil, porque una buena nutrición va a estar siempre ligada a una alimentación balanceada y saludable, que implica consumir alimentos de todos los grupos (proteínas, ácidos grasos y carbohidratos) y, por supuesto, en cantidades adecuadas para el organismo. También es importante establecer horarios de alimentación, no saltarse ninguna comida, beber suficiente agua y hacer ejercicio.

Las ventajas de una buena nutrición

  • Sentirse mucho mejor física, psicológica y emocionalmente.
  • Gozar de un nivel óptimo de fuerza, energía y buen ánimo.
  • Mantener un peso adecuado y las reservas de nutrientes del cuerpo.
  • Lucir un aspecto sano y más joven.
  • Reducir los niveles de estrés al sentirte dueño de las decisiones asociadas a lo que comes, lo que incrementa tu autoestima.
  • Disminuir el riesgo de enfermedades al mejorar el sistema inmunológico.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s