Sin categoría

La chamarra de piel… ¡un básico en tu armario!

La chamarra de piel… ¡un básico en tu armario!

¿Quieres proyectar una imagen juvenil, dinámica y con un toque de elegancia? ¡Incorpora esta prenda a tu guardarropa!

COCA SEVILLA / Consultora de imagen

Fashionable couple outdoor

Actualmente la chamarra de piel es una prenda que se ha vuelto realmente básica en el guardarropa de hombres y mujeres de cualquier edad y profesión, pues se puede usar de manera informal o formal, en los negocios o en eventos personales.

USOS

En el trabajo. Sirve para ir a trabajar en plan “casual de negocios”, pero sólo en eventos informales. Los criterios esenciales para incorporarla al área profesional y empresarial

 es que tenga un diseño sencillo (sin demasiadas bolsas, cierres, estoperoles u otro tipo de incrustaciones) y que su tono sea preferentemente neutro (negro, café o miel). ¡NoFemale leather jacket olvidemos que queremos ser recordados por lo profesionales que nos vemos, no por nuestra chamarra!

En la vida diaria. Puede utilizarse de diversas formas en eventos personales. Es un hecho que una chamarra de corte clásico, tipo blazer o saco, siempre nos va a sacar de apuros tanto en lo profesional como en lo personal. No obstante, en el entorno personal podemos integrar diseños y colores más llamativos. Es posible explotar toda la gama de posibilidades que hoy en día los fabricantes de este tipo de prendas ofrecen; por ejemplo, cortes más elaborado o extravagantes, o que combinan más de dos colores.

BENEFICIOS

Mantenimiento. En comparación con otras piezas (por ejemplo, los trajes), son muy pocas las veces que enviamos una chamarra de piel a la tintorería. Las de gamuza son las que requieren un mayor mantenimiento, sobre todo las de tonos claros, pero en general es casi nulo el cuidado que se le da a la piel. Cuando se ensucia basta con pasarle un Zipper on a leather Jackettrapo húmedo y la mancha suele desaparecer, y es recomendable llevarla con un especialista en este tipo de ropa una vez al año. Y cuando ya luzca sin brillo o con las orillas desgastadas, se manda a pintar y quedará como nueva.

Duración. Por ser un material aguantador y de fácil limpieza, es muy común que tengan una larga duración, y cuando el diseño es clásico es posible heredarlas a los hijos o a los hermanos, porque su vigencia es mayor.

Diseño. Un básico como éste hay que adquirirlo un poquito amplio para poder usarlo sobre suéteres, blusas o camisas, pero no tanto para que no desproporcione nuestra figura. Un diseño clásico es más duradero y más combinable que uno vanguardista o exótico, pero si seguimos las tendencias de la moda es posible comprar una chamarra con un diseño innovador.

Inversión. ¡Vale la pena invertir en una buena chamarra de piel! Ya hemos visto las grandes ventajas que tiene esta prenda: la usamos frecuentemente, y en un clima como el de Puebla puede estar presente casi todo el año. A diferencia de otras piezas de nuestra indumentaria, la chamarra de piel se puede aprovechar al máximo, y por lo tanto su relación costo-beneficio es muy atractiva.

 

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s