Sin categoría

El placer de la naturaleza

El placer de la naturaleza

No hay nada más hermoso que entender la conexión que tenemos con la naturaleza, sin la cual nada tendría sentido.

JOSÉ MIGUEL REDONDO / http://www.elrincondesele.com

Una de las mayores satisfacciones que encuentro viajando tiene que ver con esos momentos en los que logro escuchar a la naturaleza de forma nítida, como si estuviese hablando conmigo. Ya sea atravesando senderos en una selva, respirando el aroma de la montaña o abriendo los ojos debajo del agua, creo sentir el contacto con la base de todo lo que sustenta nuestra vida y nuestro mundo. Mirando a los ojos a un leopardo, un orangután o un enorme tiburón ballena he creído romper los relojes que han marcado todos los días cumplidos, y he alcanzado la verdadera lucidez.

Por eso me hierve la sangre cada vez que me asomo a las noticias para constatar que el ser humano sufre de una ceguera innata que le hace dar la espalda a lo que siempre ha sido y siempre será. Son muchos ciegos de sentido común y responsabilidad quienes arrancan las raíces de un planeta que, aunque no lo creamos a veces, tiene sus límites.

Woman Meditate at the Mountains

Cuando he tenido el placer de mirar a la naturaleza directamente a los ojos me he dado cuenta de que no hay nada más hermoso que entender ese lenguaje y esa conexión que tenemos con ella y sin la cual nada tendría sentido. Siempre que voy de viaje, sea el destino que sea, trato de buscar ese retorno a los orígenes, esos detalles que nos hacen recordar de dónde procedemos. La palabra salvaje es fabulosa si se la relaciona con libertad, con la intocabilidad de los lugares y quienes los habitan. Y me imagino que caminando por un bosque es posible que los ojos de una manada de lobos sepan que acabo de entrar en su casa, o que buscando tigres en una selva, aunque jamás los haya visto, me sienta mucho más cerca de ellos que de muchas personas con las que comparto un vocabulario vacío de significado.

Cada vez que veo un documental en el que salen animales y me regocijo de cómo la naturaleza ha buscado la perfección en todas sus criaturas, tengo ganas de salir corriendo a observar todo aquello sin necesidad de una pantalla. Y es que aún creo que estamos a tiempo de hacerlo, simplemente porque todos podemos sentir el placer de mirar a la naturaleza directamente a los ojos, antes de que ésta nos dé la espalda y sea demasiado tarde.

Categorías:Sin categoría

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s