Sin categoría

El placer de comer está en la mente

El placer de comer está en la mente

LULÚ FARRERA / Directora de Salud Integral Inteligente

Comer no sólo implica satisfacer una necesidad fisiológica básica para sobrevivir, sino de uno de los placeres más grandes de la vida, una compleja experiencia multisensorial y a la vez un hábito fuertemente ligado a los estímulos. En este sentido, nuestro cerebro juega un rol determinante, pues une diversas sensaciones para convertirlas en sabores focalizados en la boca.

Cuando estamos hambrientos nuestro cerebro hace que nuestras papilas gustativas se exciten al oler y ver comida deliciosa, pero en la actualidad está sobreestimulado con pornografía culinaria: la tendencia a mostrar impactantes imágenes de una gran variedad de platos muy apetitosos, ricos en grasa y calorías, a través de programas de televisión, redes sociales y anuncios publicitarios. Lo anterior busca rendirle culto a la comida, de la misma forma que al sexo como objeto de placer, y de hecho la vuelve tan irresistible y seductora que puede ser considerada un reemplazo del sexo.

Brain Food Concept

Estas imágenes estimulan a nuestro cerebro, que aumenta el flujo sanguíneo y vuelve casi inevitable caer en la tentación de comer, a veces en exceso. Saber qué pasa por la cabeza de una persona cuando tiene deseos de comer puede ayudarnos a no caer en la trampa y, por el contrario, a alimentarnos con moderación. Así que la próxima vez que una pizza de pepperoni con queso derretido te haga salivar, antes de comprarla detente un momento a pensar si en verdad estás hambriento o sólo se despertó tu deseo de comerla por un estímulo visual.

CONSEJOS PARA COMER MEJOR

  1. Usa platos pequeños y poco a poco te harás el hábito de no esperar raciones grandes.
  2. Sirve la comida chatarra en un plato rojo y pesado, para hacerte incómodo el hábito de consumir esos malos alimentos.
  3. Las vajillas blancas de platos redondos son preferibles a las cuadradas de color negro, pues el color y la forma influyen en la percepción del gusto.
  4. Los cubiertos y los vasos también afectan radicalmente la experiencia de comer y beber. En algunos restoranes caros el uso de cubiertos más pesados puede aumentar el número de clientes.
  5. En el nombre de cada platillo se invierte mucha creatividad para hacerlos irresistibles a los comensales.
  6. La iluminación y la música de un restorán está planeadas para hacer más amena y sabrosa la comida… y por lo tanto para que comas más.

Categorías:Sin categoría

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s