Sin categoría

Papás de película

Muchos me dicen en terapia que están muy molestos con sus padres porque no son “como de película”, pero los personajes cinematográficos también son personas comunes y corrientes, capaces de dar la vida.

LAURA GABRIELA FABRE / Psicoterapeuta y Consteladora Familiar

Happy father and son watching television while eating pop corn

Luis Miguel Cruz, amante del séptimo arte y orgulloso colaborador de Cine Premiere, escribió en esa acreditada y famosa revista una lista de diez padres de película, que les comparto a continuación:

  1. Yo soy Sam (2001)

Sam Dawson es un padre que lucha a brazo partido por tener la custodia de su pequeña hija Lucy. Su caso sería común, de no ser porque padece una notoria deficiencia mental.

  1. Papá por siempre (1993)

Daniel Hillard desea con todas sus fuerzas cuidar de sus hijos. Para lograrlo utiliza sus dotes histriónicas y se viste de mujer, hasta convertirse en la muy famosa Sra. Doubtfire.

  1. Buscando a Nemo (2003)

Marlín es un pez payaso que, después de la muerte de su pareja, sobreprotege a su hijo Nemo. Y como no puede evitar que éste se extravíe, literalmente mueve cielo, mar y tierra para recuperarlo.

  1. Supermán (1978)

Jor-El, ante la inminente destrucción de su planeta Kryptón, procura la salvación de su muy amado vástago subiéndolo a una nave espacial que lo llevará a otro planeta… el nuestro.

  1. Búsqueda implacable (2008)

Bryan Mills es un agente de la CIA que adora a su hija Kim y no teme enfrentarse a medio mundo para rescatar a su pequeña de una banda de traficantes de mujeres.

  1. Matar a un ruiseñor (1962)

Atticus Finch es un abogado ocupadísimo, pero eso no le impide pasar tiempo con sus hijos y hacer todo cuanto está a su alcance para trasmitirles su solidez moral.

  1. En busca de la felicidad (2006)

Chris Gardner es un padre excepcional que supera las muchas las dificultades que se le ponen al frente con el único objetivo de velar por el bienestar de su amado hijo.

  1. Indiana Jones y la última cruzada (1989)

El mismísimo Indiana Jones está muy resentido con su padre, Henry Jones, pero a éste no le importa arriesgar la vida cuando se trata de acompañarlo en sus aventuras y enfrentarse a los “malos”.

  1. El Padrino (1972)

Vito Corleone, un papá “rudo” (por decirlo de alguna forma), adentra a sus hijos en el mundo de la mafia, pero al mismo tiempo les inculca la importancia de la familia y valores como el respeto y la lealtad.

  1. La vida es bella (1997)

Salvar a su hijo del exterminio nazi a costa de su propia vida y hacerle creer que está viviendo un juego para evitarle un trauma imborrable, coloca a Guido en el tope de esta lista y convierte a esta película en una experiencia maravillosa.

Este top ten me ha puesto a reflexionar sobre el deseo que todos tendríamos de contar con un padre tan singular como los mencionados en ese recuento, aunque la realidad es que cada uno de ellos vivió una antítesis de lo exaltado en sus historias: locura (10), irresponsabilidad (9), sobreprotección (8), muerte (7), violencia (6), lejanía (5), soledad (4), dureza (3), crimen (2) e impulsividad (1).

Me parece que la gran lección es que nuestros padres, simples seres humanos, jamás perderán su grandeza sistémica por más defectos que puedan tener. Muchos pacientes me dicen en terapia que están muy molestos con sus padres porque no son “como de película”, pero los personajes cinematográficos también son personas comunes y corrientes capaces de dar la vida. Ellos son sólo lo que han podido ser, y como acertadamente dice Bert Hellinger, el creador de las Constelaciones Familiares: lo mejor que hicieron fuimos nosotros.

Así que lo mejor que puedes hacer es aceptar a tu papá con toda su heroicidad (trabaja para ti, te cuida y, sobre todo, te dio la vida), y también con sus defectos. Después de todo, superarlos te ha hecho madurar y crecer para enfrentar el mundo de una manera más sana.

No puedo finalizar sin acotar que, en mi opinión, a esta lista le faltaron algunos papás. Yo le sumaría al hermosísimo Carlisle Cullen, el extraordinario padre de la saga Crepúsculo, pues él reúne las virtudes de un excelente patriarca: lucha por su familia y la mantiene unida, ama a su esposa, salva a todos, siempre da la cara, no es infiel, crea una familia a partir de miembros muy heterogéneos, enfrenta las dificultades, disfruta con sus hijos y los comprende, apoya, orienta y alienta a ser quienes son y a seguir adelante.

Este personaje, con su corazón congelado de vampiro bondadoso, construye una familia que alberga a gente tan noble como él. Y no le interesa protagonizar, pero su intervención hace posible que su familia, a pesar de estar formada por personajes bastante extraños, pueda llevar una existencia plena de paz y amor.

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s