Sin categoría

El reto de las mamás solteras

27 (1)

Yamel Huerta

Metafísica y Dir. Centro Verde Luz

Cel. 22 25 640804

Dice el Papa Francisco que ser madre no es un estado civil: una mujer que da a luz un hijo se convierte en madre sin importar si es casada, soltera o viuda, ella es madre.

Sin embargo en las últimas décadas el número de mujeres que se mantienen lejos del papá de sus hijos es mayor, lo cual tiene un fuerte significado espiritual y karmatico.

Existe un principio en el universo conocido como el principio de causa y efecto que dicta: según sean las causas serán los efectos, pues no hay efectos sin causa ni causas sin efectos, Newton lo dejó claramente descrito en su tercera ley que dice “a toda acción corresponde una reacción en igual o mayor magnitud”.

El ser humano, producto de varias reencarnaciones, ha experimentado diversos papeles como hombre y mujer, siendo víctima pero también victimario, de forma que si en una encarnación anterior le toco ser hombre y abandonar al núcleo familiar o tener varias familias, la ley universal trata de equilibrar en amor divino esta situación y le corresponderá el reto de criar a su hijo sin la presencia física de su padre. Cabe aclarar que sólo será una ausencia física ya que la presencia energética del padre siempre estará presente  en los hijos.

Incluso y con el correcto uso de la Ley del Perdón esta deuda de amor podría disolverse permitiendo una sana relación entre padres e hijos.

Al principio a muchas mujeres les parece injusto o difícil comprender este ajuste de la Ley Universal. Algunas piensan que se trata de una especie de castigo o venganza del universo, cosa que no es así, ya que el propósito de esto, es lograr un sano y misericordioso equilibrio. Existe un maravilloso ser de luz conocido como la Madre Kwan Yin, encargada de dar un amoroso servicio y asistencia a las madres, y les quiero compartir su decreto: “Diosa de la Piedad, Amada Kwan Yin, que nos guías para ganar la victoria, el perdón de Dios y su misericordia también, en amor que no cesa, fluye fuera de ti, sentimos el poder de la Llama de la Misericordia; a través de la invocación de tu amor pedimos para realizar ese gran poder de Dios elevando a toda la Tierra en esta hora cósmica. Te damos gracias”. Al realizar a diario y de forma consciente este decreto contribuimos a saldar la deuda de amor entre padres e hijos.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s