Sin categoría

Lo malo de los buenos padres.

newborn baby sleeping in his arms of father on dark

En la crianza de los hijos nunca hay un éxito instantáneo, se requiere paciencia para fluir con el proceso, ambos padres e hijos nos encontramos en la vida sin temer la certeza de lo que se requiere que hagamos.

Violeta I. Ramírez

Tarotista, Tetahealer, Terapeuta Floral

01violeta.ramirez@gmail.com

Tel. 2845981 Cel. 22 21 88 13 56

Nuestro conocimiento sobre la paternidad se remite a nuestros propios padres, abuelos o personas encargadas de nuestra crianza cuando pequeños, lo poco (agradable y desagradable) que se nos haya quedado grabado nos sirve como punto de partida para la crianza de nuestros hijos.

A lo anterior sumamos  las directrices marcadas por nuestro entorno social: consejos de amigas, padres de los colegios, familia política, revistas, programas de tv, internet, entre otros para poder completar nuestra tarea.

Y es que ser padres es una vocación que se ejerce de manera consciente en algunos casos, y de manera inconsciente o al azar en muchos otros; tomada muy en serio por algunos destinándola a ser la única meta en la vida, y a la ligera por otros. Pero es un hecho que todos tenemos errores al ejercer la paternidad, ninguno quedará salvo y eso está bien, porque cada hijo es diferente, estamos criando a seres humanos únicos.

La paternidad tiene su recompensa con el paso del tiempo, depende mucho de que el padre/madre lo disfrute, porque nunca hay un éxito instantáneo. La paciencia es pieza fundamental del proceso, se requiere de un cambio en todas las rutinas. El secreto radica en fluir con el proceso, renunciar a controlar y optar por guiar, rechazar a la idea de que lo sabes y lo puedes todo y mejor aceptar el hecho de aprender, reaprender y sorprenderte.

Tenemos en nuestros hijos un excelente alumno, que confía plenamente en nosotros, depende de que le enseñemos los cómo, le mostremos dónde y para qué. Hagámoslo con la plena conciencia de que llegará un momento en su vida en que nos desafíe para desaprender todo eso, ponerlo a prueba y descubrir así quién es.

A continuación te presento cinco puntos “malos” de los padres buenos:

1.- Que nada le pase: le tiene que pasar de todo, si no ¿cómo podría tener experiencias? Lo que hará la diferencia es que nosotros estemos ahí para apoyarlos y que sembremos en ellos la suficiente confianza para contarnos las cosas e inculcarles la seguridad para actuar.

2.- Que sea feliz: hay padres que no toleran ver a sus hijos, frustrados, enojados o tristes. Ya lo dijo Freud: la constante alegría también es neurosis. Mejor prepárate para tener la capacidad de entender y manejar todas sus emociones, porque ellos no saben cómo, se los tenemos que enseñar.

3.- Que tenga lo que yo no tuve: esta premisa lleva a muchos padres a ‘llenar’ de cosas a sus hijos. Está comprobado que los niños encuentran 100 veces mayor satisfacción compartiendo tiempo y jugando con sus padres que con los objetos en sí. El daño que causa acceso de los pequeños a teléfonos inteligentes y dispositivos móviles es un tema extenso, pero cabe hacer mención en este apartado.

4.- Que nos ame: ¿y si no? Muchos padres son incapaces de poner límites o reglas a sus hijos por el temor (muchas veces inconsciente) de enfrentar el desamor ya que lo relacionan, de manera errónea con un fracaso, es decir: “si nuestro hijo no me quiere algo estoy haciendo mal”. Aquí lo que te tengo que asegurar es que todas las relaciones se trabajan, todas, no por tener hijos en automático tenemos una relación con ellos.

5.- Que llegue más lejos que yo: esta premisa arruina la relación muchas veces, porque el padre da prioridad a otras cosas por encima de la convivencia con los hijos. Se cambia más trabajo por el dinero para brindar oportunidades a los pequeños, se endeudan, se olvidan de su vida privada, etc. Sin importar cuanto los amemos, la mejor lección es dejar que ellos mismos busquen y obtengan sus oportunidades.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s