Sin categoría

¿El amor entra por el estómago?

Por Lulú Farrera

Seguramente has escuchado la frase “el amor entra por el estómago”, pero ¿qué hay detrás de esto?

Las formas de demostrar amor son innumerables, existen tantas, como habitantes en el mundo, ya que para cada uno de nosotros, este sentimiento significa algo distinto. Sin embargo, una de las representaciones de amor más importante es la comida.


En el siglo XVIII, dentro de las sociedades occidentales, se origina, la idea romántica de la comida, como muestra de amor, que tenemos en la actualidad. El amor era entendido, como una dinámica emocional, que se comparte con alguien más, y por supuesto, el alimento era algo que se debía compartir, de esta forma, la relación comida-amor, se estrecho.

Lulú Farrera y Èrika Rivero

La relación entre la comida y el amor, se remonta a la prehistoria, específicamente, en las formas de organización de las civilizaciones primitivas. El sistema que existía, era que los hombres salían a cazar para traer comida y las mujeres lo cocinaban. De esta manera, esta forma de organizarse, les permitía la supervivencia y la reproducción del clan.

Demostrar amor a través de los alimentos, va mas allá de compartir los alimentos con alguien especial. El sabor de la comida, sobre todo si es delicioso, tiene un efecto químico en nuestro organismo, que nos hace sentir reconfortados, queridos, saciados. Y de acuerdo a estudios científicos, la evolución que ha tenido el cerebro humano, le permite asociar el acto de comer con el placer (se libera dopamina, un neurotransmisor responsable de llevar mensajes placenteros al cerebro y generar bienestar), así mismo nuestro sentido de supervivencia reconoce a aquellas personas con las que comemos nos proporcionan seguridad.

Lulú Farrera

Alrededor de los alimentos existen una serie de rituales y circunstancias a través de los cuales las personas expresan su cariño. Entran en juego la preparación, la elección y compra de los alimentos, la forma en la cual arreglas la mesa y en cada uno de estos detalles, se manifiesta el amor que se tiene por la persona con la que se va a disfrutar una comida.

En muchas culturas, sobre todo la nuestra, la mexicana, la relación entre la comida y el amor es muy fuerte. Se asocia a la figura materna, ya que es en el ritual de la comida familiar y alrededor de los alimentos cocinados por mama, que construimos recuerdos y aprendizajes.


Por eso la próxima vez que quieras “apapachar” a alguien que amas o simplemente tienes una relación de amistad o cariño, no dudes, en aceptar, invitar o preparar y compartir una comida. Recuerda que la comida, puede representar un acto de amor, que reforzara lazos de amor y respeto.

Categorías:Sin categoría

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s