Sin categoría

Consume inteligente: utiliza sanamente tu aguinaldo

Debido a la pandemía de Covid-19, como sociedad vivimos retos emocionales, andamos estresados, enojados o también tristes. Sin embargo, las fiestas decembrinas son fechas que representan un desazolve, ya que se fomenta la convivencia y unión familiar, pero también porque en estos días se paga el aguinaldo.

Esta prestación, a la cual tienen derecho todos los trabajadores, debe ser pagada antes del día 20 de diciembre. También, tomar en cuenta que, cuando menos, el aguinaldo corresponde a una quincena si se trabajo durante un año, de lo contrario se dividirá por los días trabajados tal como lo marca la Ley Federal del Trabajo.

Dada la situación económica que afrontamos mundialmente, este dinero extra para muchos representa una bendición, que quizás algunos no podrán tener, por lo cual, una vez que llegue a nuestras manos hay que cuidarlo y gastarlo sanamente.

Leobardo Rodríguez

Por ello, el Secretario de Administración del Ayuntamiento de Puebla, Leobardo Rodríguez, en entrevista para el Programa Más Sana, nos compartió una serie de recomendaciones para utilizar sanamente nuestro aguinaldo así como, pasos para un consumo inteligente.

De acuerdo al Secretario, lo primero que debemos hacer es designar la utilidad de este dinero extra, por ello él recomienda que:

  • Paga tus deudas: Se recomienda que para ello, utilices al menos un 35 o 50 por ciento de tu aguinaldo, para evitar seguir pagando réditos. Se deben priorizar tarjetas de crédito, hipotecas, letras de coche, etc.
  • Ahorra: Al menos, guarda un 20 o 25 por ciento para amortiguar la cuesta de enero o para cualquier imprevisto que se presente.
  • El resto, puedes gastarlo: Apostemos por un consumo saludable, siendo consumidores responsables y no consumistas.

Para ello, pon en práctica los siete pasos para un consumo inteligente:

  1. Consumo consciente: Es fundamental, conocer nuestros derechos y obligaciones. Así como las instancias a las cuales acudir en caso de abuso.
  2. Consumo informado: Satisfacer necesidades reales, siempre pensando en invertir antes que gastar.
  3. Consumo crítico: Evitemos ser presa de la publicidad, asimismo, recordemos que el precio no determina la cálida.
  4. Consumo saludable: Procurar un consumo que fomente el beneficio de la salud.
  5. Consumo sustentable: Optar por elegir productos ecológicos reciclables o amigables con el ambiente.
  6. Consumo solidario: Preferir productos locales u artesanales.
  7. Consumo activo: Una red de consumo entre nosotros, vecinos, familia amigos.

Recordemos que, este ha sido un año difícil, aprovechemos las fechas justamente para reconstruir los lazos afectivos. Evitemos gastar en regalos, quien puedan haganlo, pero debemos ser mesurados con nuestros ingresos; ahorremos, ya que nos afrontamos aún nuevo año, todavía incierto.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s