Sin categoría

Día de Muertos: duelo y aceptación

  • El día de muertos puede representar un desahogo emocional para quienes aún no logran llegar a la aceptación de su duelo. 

El culto a la vida, si de verdad es profundo y total, es también culto a la muerte. Ambas son inseparables…”. Octavio Paz

La celebración de Día de Muertos es una tradición en la que cada 1 y 2 de noviembre los hogares mexicanos levantan un altar decorado con flores de temporada, alimentos y bebidas en memoria de aquellos que ya no están con nosotros.

Conlleva una gran trascendencia popular que comprende diversos significados, desde filosóficos, sociológicos, tanatológicos hasta materiales, dónde “la muerte no representa una ausencia sino una presencia viva; la muerte es un símbolo de la vida que se materializa en el altar ofrecido” (SEGOB).

En este sentido, de acuerdo al área de Tanatología de la Universidad Iberoamericana sede Monterrey, más allá de una celebración que data de la era prehispánica, el día de muertos puede representar un desahogo emocional para quienes aún no logran llegar a la aceptación de su duelo. 

De acuerdo a algunos especialistas en psicología, es necesario trabajar el duelo, cumplir con un ritual de despedida aunque sea de forma diferente, por estos tiempos de pandemía, simbólica, íntima, porque se deben cerrar situaciones pasadas, conflictos no resueltos o declaraciones de admiración al difunto que no se han podido realizar por la ruptura abrupta de la relación.

Sin embargo, cuando ello no ocurre, se puede aprovechar estás fechas para concluir el ciclo, poner un altar a nuestros difuntos nos acercará emocionalmente a lo seres queridos que ya no están con nosotros al honrárlos en la memoria; mientras que, nos acerca a nuestros familiares físicamente al adornar, preparar y colocar los objetos alimentos y bebidas del ser cercano, nos mantiene en unión.

Desde el punto de vista de la tanatología, la muerte es un proceso natural de la vida y todos los seres humanos tarde o temprano, se enfrentan al proceso de duelo. Uno de los ejes principales de esta disciplina es reflexionar sobre la muerte para comprender la vida y eso es precisamente de lo que se trata la tradición. Es decir, nos ayuda a honrar a quienes fueron parte de nuestras vidas, dedicandole  tiempo por medio de los altares y tenerlos más presentes que nunca.

Con información de IBERO Monterrey, Gobierno de México y El Universal.

Categorías:Sin categoría

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s