Sin categoría

¿Se vale las segundas oportunidades?

Más Sana da la bienvenida a su nueva sección: “Más intimidad”, donde nuestros panelistas abordarán diferentes temas personales, de pareja, el amor y desamor entre otros.

En esta primera mesa de diálogo y debate, Érika Rivero, Celina Peña, Xitlalic Ceja y Carlos Ibáñez nos hablan sobre si se puede permitir “segundas oportunidades” luego de una infidelidad.

En la controversial plática, nuestros panelistas construyeron un razonamiento del por qué las mujeres y hombres llegamos a ser infieles, asimismo, los motivos por los cuales se podría justificar o perdonar un engaño.

De acuerdo a Cecilia Peña y acorde a lo referido por Carlos Ibáñez, este tema se tiene que abordar desde diversos puntos de vista biológico, social, cultural tradicional y moral.

A lo dicho por Ibáñez, el hombre y la mujer antropológicamente son seres que no están hechos para una sóla persona es decir que, por naturaleza somos seres bígamos. Cecilia Peña argumentó que la infidelidad es un tema del constructo social que ha cambiado a lo largo del tiempo, ya que los conceptos de pareja, amor y relación son muy diferentes a los de décadas pasadas, considerando que antes, se callaban o “aguantaba vara”, debido a una educación bajo el apego a la pareja, y al cuidado del clásico “que dirán”.

Por tradición, se nos ha impuesto el modelo de la monogamia, sin embargo, hay que tener presentes, que los seres humanos no estamos obligados a hacer feliz a alguien más, nosotros somos responsables de nuestra felicidad.

También, añadió que las relaciones en la cama son una visión moral, al citar a Simone de Beauvoir, quien señaló que existen dos tipos de sexualidad: “el amor necesario y los amores contingentes.”

Según la maestra Cecilia es una decisión personal el “quitarte las ganas con alguien que no sea tu pareja “, y también tener en cuenta que ello, no significa que se pierda el respeto o la admiración y el amor.

Sin embargo, acorde a lo expresado por Xitlali cada pareja debe estar comprometida a hablar con la verdad, y dependerá sólo de ellos llegar a un acuerdo sobre los cimientos en la cual se forjó la relación como comunicación, verdad, honestidad o lealtad, para mantener una relación sana.

Es por ello que, para nuestra conductora Erika Rivero, existen dos vertientes que se deben separar la infidelidad y la traición; debido a que, en la mayoría de las relaciones, no suelen haber consensos de relaciones abiertas y es por ello que, muchos y muchas suelen caer en la traición y la mentira.

El problema de las “segundas oportunidades” radicar en que, al no superar una traición, el daño puede volver la relación tóxica. Porque no es tu culpa que alguien te traicione, porque cada quien hace y asume sus acciones. Sin embargo, no se trata de perdonar al del frente, si no a uno mismo, por aceptar que alguien te traicionó y lastimó, según Xitlali.

Hay que analizar si cuando perdonamos es a nuestro compañero, o a uno mismo. Y es aquí donde entra las cuestión, ¿qué tanto vas a permitir?

Por lo anterior, Cecilia recomienda hacer una introspección y poner en práctica el siguiente ejercicio: simular que tu vida es como una hoja en blanco, la infidelidad es una mancha negra, si la vas a ver siempre, no lo vale la pena continuar, pero si el resto de la hoja es lo que apreciarás, date una oportunidad.

Recuerda que cada comentario expuesto es a título personal, al final tu tienes la última opinión. Revive el programa completo, grabado desde el Upper de la Torre JV en la Avenida Juárez

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s