Sin categoría

Los retos de la digitalización para psicólogos

Por Sebastián Martínez Reyes / Psicólogo del Centro de Psicología y Desarrollo Humano (CEPEV)

La época digital nos ha alcanzado a todos, y los psicólogos están en una delgada y compleja línea en dónde deben decidir, si continuar bajo los medios tradicionales, o dar el salto a estas nuevas herramientas.

No hay que tener miedo acerca de crear una imagen digital, hoy por hoy, es fundamental para mantenernos presentes en el mercado laboral, por lo que, lejos de cuestionarnos si como profesionales deberíamos tener o no presencia en la web, la pregunta debería ir dirigida a saber cómo hacerlo y hasta qué punto, las demandas de esta era digital empatan con sus principios profesionales.

Hay que tener en cuenta que cuando se habla del proceso de digitalización a secas (en el caso de los psicólogos, por ejemplo), nos referimos al proceso de llevar los servicios profesionales a las filas del internet, teniendo acceso a sitios web y redes sociales, como medios para la promoción o difusión de nuestros servicios, sin embargo, la cuestión de la digitalización de los psicólogos no acaba ahí, sino que, nos lleva a cuestionar si esta inmersión debería llegar hasta los parámetros de la clínica psicológica, es decir, la psicoterapia.

El principal problema de esta cuestión radica principalmente en la aceptación o no, de implementar las herramientas digitales al ámbito de la psicoterapia, ya que, la presencia física, siempre ha jugado un papel fundamental en la realización de la misma. La opción que emerge hace ya tiempo, es la de realizar psicoterapia “online”, acto que se vuelve mucho más necesario en medio de esta crisis pandémica.

Pero, es menester destacar que llevar al límite esta idea, proponiendo este método cómo algo que debería quedarse como parte de la práctica regular de la psicoterapia, es demasiado arriesgado sino tomamos en cuentas las distintas necesidades de cada modelo terapéutico.

Existen modelos terapéuticos, en dónde el énfasis del objeto de estudio se centra en encontrar en el discurso oral del paciente, algunos rasgos característicos cómo pensamientos problemáticos, o el cómo operan sistémicamente sus relaciones familiares, elementos que son rastreables sin necesidad obligatoria de la presencia física.

En estos casos la posibilidad de llevar la terapéutica a estratos digitales es mucho más factible, incluso en los “primeros auxilios psicológicos”, encontramos el más claro ejemplo de la posibilidad de este tipo de metodologías terapéuticas aplicadas incluso en ámbitos digitales.

Sin embargo, existen por otro lado, prácticas clínicas cómo las humanistas o las psicoanalíticas en dónde es fundamental, la presencia física de ambos elementos dentro del fenómeno de la terapia, ya que, el cuerpo juega un papel fundamental en la acción terapéutica. El equilibrio entre esta disyuntiva, se encuentra en un trabajo personal en donde cada terapeuta entienda y gestione, hasta que punto su proceder terapéutico puede ser adaptable a los estratos digitalizadores de la psicoterapia online.

Si deseas saber a qué otros retos se enfrenta un profesional de la psicología te invitamos a ver esta edición del Programa Más Sana.

Desde Upper de la Torre JV en la Avenida Juárez.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s