Sin categoría

¡Escápate a Cartagena de Indias!

Los muchos tesoros artísticos y culturales de esta ciudad amurallada la llevaron a ser declarada Patrimonio de la Humanidad.

Enrique Delfín / VIAJERO INCANSABLE

¿Quieres salir de la rutina y vivir unas vacaciones de ensueño en un paraíso tropical, que además del contacto con la naturaleza ofrezca atractivos históricos y culturales?  ¡Esta ciudad del norte de Colombia, a orillas del mar Caribe, tiene todo para cumplir tus deseos!

Desde su fundación en 1533, la capital del departamento de Bolívar se convirtió en un importante puerto que —ante el acoso de los piratas y corsarios que ansiaban sus riquezas– bien pronto construyó una impresionante fortificación que ahora hace las delicias de los turistas, pues alberga la llamada ciudad amurallada, dotada de tantos tesoros artísticos y culturales que en 1984 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Lo mejor de todo es que el reducido tamaño de este centro histórico lo hace muy propicio para unas vacaciones relajadas. El visitante no tiene más que caminar por sus encantadoras calles rodeadas de coloridas casas con balcones y flores, entrar a sus muchas bibliotecas, centros culturales, teatros e iglesias, disfrutar de la sabrosa gastronomía local —el ceviche es una de sus imperdibles delicias– y ya entrada la tarde disfrutar de una de las tradiciones del lugar: sentarse tomar algo en el legendario Café del Mar, ubicado en las alturas de la muralla, para deleitarse con un crepúsculo de ensueño. Y si quedan energías al final del día, el ambiente de fiesta es permanente en el lugar y existe una infinidad de discotecas, bares… ¡o hasta la simple pachanga callejera, en las muchas plazas siempre llenas de gente con ganas de divertirse!

Además de este rosario de maravillas, Cartagena de Indias ofrece la oportunidad de escaparse un rato del alegre bullicio que siempre la envuelve. A unos cuantos kilómetros —que pueden recorrerse en taxi, autobús o en bote– se encuentra la paradisíaca península de Barú, con hermosas playas de blanquísima arena en las que se pueden practicar diversas actividades acuáticas: esnórquel, buceo, nado, pesca, vela… o simplemente tumbarse a disfrutar del generoso sol, algo que en estos meses de frío siempre se antoja.

Otra de las ventajas de este centro turístico es que sus precios son muy accesibles, inclusive el vuelo desde la Ciudad de México, con una única conexión en la capital colombiana, Bogotá. La oferta de hospedaje es muy variada: desde grandes cadenas hoteleras ubicadas en las afueras del centro histórico sobre una larguísima playa, rodeadas de varios centros comerciales, o bien sus encantadores hoteles y apartamentos dentro de la ciudad amurallada, que en mi experiencia son la mejor opción para disfrutar del sabor y las tradiciones locales. Y en lo que respecta a la comida —y el delicioso café de fama mundial– también hay opciones para todos los bolsillos.

Y… ¿qué tal un crucero?

Del puerto de Cartagena parten barcos de distintas navieras a un periplo muy recomendable —y no muy caro– por las antiguas Antillas Holandesas (Aruba, Curazao y Bonaire) y la ciudad de Colón, Panamá.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s