Sin categoría

Hacia un nuevo modelo educativo

9.jpgLiceo Británico de México, A.C. / INTERNATIONAL EDUCATION

Usar la tecnología implica el manejo mecánico de varios instrumentos para lograr un producto de mejor calidad con una mayor rapidez, y lo mismo ocurre con la educación. El término tecnología en la educación nos remonta a hace algunos años, cuando las aulas todavía no tenían los medios de los que actualmente disponemos: una televisión con una videocasetera VHS y el clásico proyector de acetatos eran toda una ventaja en el campo de la educación.

Hoy en día se tiene contemplado que cada aula debe de tener los medios para los diferentes canales de aprendizaje: visual, auditivo y kinestésico, y si bien algunas instituciones educativas ya contaban con ellos, el avance tecnológico ha sido muy notorio en la última década y ahora ya resulta extraña un aula sin esos recursos. Las nuevas generaciones —los millennians e incluso la generación X– prácticamente nacieron con la tecnología en las manos, y ante este escenario la pedagogía debe tener muy claro que debe adaptarse al mundo actual, y hacer que estas generaciones aprendan en ese contexto.

Llevamos una vida rápida, vivimos muy de prisa y es muy común observar a los niños de hoy con el celular, la tablet o el iPad, y muchas veces manejan mejor esos aparatos que los adultos. Esta realidad nos obliga a aplicar el método a Todos a Aprender (PTA), que sugiere orientar a los docentes en este rubro y darles la posibilidad de mejorar su práctica en el aula, mediante nuevos entornos de aprendizajes más dinámicos e interactivos para complementar el proceso de enseñanza y aprendizaje de sus estudiantes. Así mismo, deberán facilitar el trabajo en equipo y el cultivo de actitudes sociales con la Comunidad de Aprendizaje (CDA); además, tendrán que mejorar el aprendizaje de los niños en matemáticas y lenguaje, enriqueciendo las prácticas pedagógicas con el uso de las tecnologías de información y comunicación (TICs), estimulando así los procesos mentales y haciendo más significativo el acto de enseñanza–aprendizaje al permitir que el estudiante comprenda que la tecnología es aplicable a todas las áreas del conocimiento y no específicamente a alguna: eso le permitirá ser un actor activo en la construcción de su propio aprendizaje.

Es por todo lo anterior que hoy en día se ha establecido esta filosofía en las instituciones educativas más comprometidas, que adaptan sus aulas e instalaciones a la tecnología actual, sin olvidar los valores y poniéndolos como estandarte. La vinculación adecuada de cada asignatura con el uso correcto de las TICs, orientándolas a la vida actual y siempre con un enfoque en los valores, le brindará a estas escuelas una pedagogía no sólo actualizada, sino de vanguardia, sin perder su enfoque humano.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s