Sin categoría

¿Cómo sanar el núcleo familiar a través de las Flores de Bach

 

FLORES DE BACH

Karen Emmelhainz / Terapeuta en Flores de Bach y Cromoterapia

Una persona es tóxica cuando se convierte en alguien dañino o perjudicial para con quienes convive, y desgraciadamente hay veces que este tipo de comportamiento nocivo se da dentro de nuestro núcleo familiar. Normalmente, son los padres quienes suelen ser tóxicos para sus propios hijos, y la mayoría de estos casos son provocados por el pasado de los progenitores: la infancia que tuvo cada uno implica directamente en la infancia que le dan a sus hijos.

Si el sistema familiar del papá o de la mamá estuvo rodeado de abuso físico, verbal, emocional o sexual; alcoholismo, drogadicción, o abandono, será un legado que dejará inconscientemente al niño.

natural remedies

closeup of a dropper bottle and a pile of purple flowers on a purple background

¿Cómo saber si soy tóxico con mis hijos? Hay niveles de violencia tanto directa como pasiva. Algunos síntomas de que eres tóxico son: ansiedad, miedo al rechazo, inseguridad, autoritarismo, enojo y toda emoción que destruya el amor y desarmonice el ambiente familiar.

¿Cómo evitar ser nocivo para mis hijos? La función principal de los padres es enseñar, guiar, orientar, proteger, educar, amar y satisfacer las necesidades de sus hijos. Siempre hay que evitar acciones nocivas que se vuelvan un ejemplo erróneo para ellos y lo puedan repetir en la próxima generación.

Si has detectado algún patrón tóxico dentro de tu núcleo familiar, ya sea en ti o en tu pareja, lo más recomendable es hacer terapia emocional para cortar y sanar desde el origen ese perjudicial comportamiento, pues lo emocional se manifiesta en lo físico: al no saber canalizarlo, el cuerpo lo manifiesta con dolores y malestares recurrentes.

¿Qué terapias se recomiendan?

Las Flores de Bach y la Cromoterapia son excelentes para:

  • Superar problemas de autoestima y de interrelación personal.
  • Eliminar emociones nocivas como: amargura, angustia, depresión, ansiedad, apatía, aprehensión, arrogancia, auto-represión, intolerancia, amor-odio e irritabilidad, entre otras.
  • Ayudar a personas que fueron víctimas de abuso sexual, imposición de responsabilidades, alcoholismo, consumo de drogas, y golpes, entre otras formas de violencia.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s