Sin categoría

Educación global para niños globales

11.jpg

Liceo Británico de México, A.C. / INTERNATIONAL EDUCATION

Estamos terminando la segunda década del siglo XXI y varias organizaciones mundiales están llegando al acuerdo de que los modelos sociales actuales serán insuficientes para las futuras generaciones. Este inicio de siglo se ha caracterizado por la innovación y transformación social en medio de retos económicos, sociales y medioambientales cada vez más complejos, y nuestros pequeños no son ajenos a ello.

Con la globalización y la expansión del Internet en todos los dispositivos electrónicos, hemos dado el paso para que la información esté a un clic o un touch de los más pequeños de la casa y se empiecen a dar cuenta de lo que sucede en el mundo actual… ¡ya no es posible taparles los oídos o prohibirles ver la tele! Es por ello que la UNESCO y otras organizaciones están desarrollando planes educativos que fomenten estrategias eficientes a largo plazo para modelos sostenibles, en los que se promueva la renovación del capitalismo y una sinergia entre los intereses empresariales y las necesidades de la época moderna; en pocas palabras, las empresas deben conectar el éxito empresarial con el progreso social.

Es aquí cuando se acuña el término ciudadano global, que busca que seamos responsables con la humanidad y el planeta, en una sociedad que se base en el diálogo y la convivencia y esté preocupada por la justicia y el entorno. Ser ciudadano global significa participar de forma activa en transformar la realidad, ser conscientes de los derechos, obligaciones y aceptar las consecuencias de los actos; conocer y reflexionar sobre los problemas mundiales, y respetar, valorar y celebrar la diversidad.

Es por ello muchas universidades han empezado a incluir la mentalidad social y emprendedora como parte de sus modelos profesionales, pero el ser ciudadano global es un proceso que debe empezarse desde la más corta edad de los niños; el primer paso es ayudarles a adquirir conciencia de la comunidad a la que pertenecen y enseñarles que el cambio empieza con pequeñas acciones. Nosotros debemos ser papás globales y buscar escuelas y comunidades que entiendan que las necesidades a las que se enfrentarán nuestros hijos no son iguales a las que nos enfrentamos nosotros.

En conclusión, la educación global pretende centrar algunos rasgos de la sociedad actual —multiculturalismo, revolución tecnológica e incertidumbre–, a partir de los cuales ha de operar la pedagogía. Se necesitan nuevas competencias-saberes: saber, saber hacer, saber estar y saber ser, para desenvolverse en tales contextos, donde la reflexividad y la indagación deben ser pautas fundamentales de actuación frente a la rutina.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s