Sin categoría

La moda y el personal branding

Generar una buena percepción de tu imagen puede lograr que las personas confíen en ti, deseen trabajar contigo o, por lo contrario… ¡se alejen de ti!

Rafael Flores / SUBDIRECTOR GENERAL Y MARKETING DE TROZMER

16-1.jpgLos especialistas en psicología han confirmado que, cuando conocemos a alguien, bastan siete segundos para generarnos una buena o mala impresión de él o ella. Como consecuencia de este fenómeno, resulta inevitable hacer juicios de las personas que conocemos.

Vivimos rodeados de personas y no podemos saber cuál de todas ellas podría convertirse en un cliente, socio, amigo… ¡o tal vez el amor de tu vida! Por lo tanto, generar una buena percepción de tu imagen puede lograr que las personas confíen en ti, deseen trabajar contigo o —por lo contrario– se alejen de ti, como le sucedió al ahora expresidente Enrique Peña Nieto.

Todos los días generamos reacciones de cambio en nuestro entorno (familiar, laboral, social, etc.) y nuestro comportamiento impacta directamente en nuestra imagen, inspiración y creatividad. Nadie es ajeno a esta dinámica, y menos ahora que las fronteras se han desdibujado y podemos estar al tanto de todo gracias al internet. La educación y la cultura ya no son cuestión de dinero, pues las redes sociales, bloggers, especialistas, foros y educación on-line, nos permiten saber de cualquier tema y estar actualizados.

Esta interconexión también ha favorecido crecientes niveles de competitividad en todas las áreas, y el mercado de la moda no podría ser la excepción. Por lo tanto, para incrementar nuestras posibilidades de éxito es vital permear en la mente de los consumidores finales. ¡Es sorprendente saber que una prenda creada por un diseñador influye en el estado de ánimo de la gente! Y esto se explica porque, en la mayoría de los casos, la ropa otorga seguridad y confianza a quienes la portan.

Tan reveladora puede ser la moda y la vestimenta, que podemos conocer la personalidad, nivel cultural, gustos, carácter, aficiones, lugar de origen y otros aspectos que saltan a la vista con sólo observar el outfit, la tendencia, los colores y prendas que usamos. La indumentaria es un poderoso instrumento de comunicación, pues los colores, texturas, calidad en los acabados, combinaciones y accesorios revelan cómo somos.

16-2

Todo lo anteriormente expuesto tiene relación con el mundo de la mercadotecnia y el branding (el proceso de construcción de una marca)… ¡Todos deberíamos estar conscientes de la necesidad de un branding personal adecuado que proyecte lo mejor de nosotros al mundo que nos rodea! Y este proceso comienza todos los días al momento de despertarnos, vestirnos y acicalarnos para ofrecer una imagen óptima que nos ayude a lograr nuestros objetivos.

Sin embargo, no todos reparan en ello… ¡incluso algunos diseñadores de moda —cuyo talento y creatividad es indiscutible– carecen de un branding personal para proyectar una imagen positiva y resaltar los atributos de su persona e identidad!

Podemos concluir con una afirmación tan rotunda como simple: una persona debe considerarse una marca. Esto le dará como resultado una buena percepción de quienes lo observen, además de mejores y atractivas negociaciones. Sin embargo, con esto no quiero decir que debes perder tu esencia y dejar de ser alguien para convertirte en algo: simplemente debes cuidar cada detalle en tu arreglo personal, ya que existe una línea muy delgada entre ser fashionista o víctima de la moda.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s