Sin categoría

Visiones tradicionales sobre la muerte

Cristina Guiza / TANATÓLOGA – VALLE DE LOS ÁNGELES

En México, un país rico en tradiciones, se llevan a cabo grandes celebraciones por distintos motivos y una de las más representativas de nuestra cultura es el Día de Muertos, cada 2 de noviembre.

Vemos la muerte constantemente a nuestro alrededor, sabemos que es un proceso natural de todo ser vivo y así es: un proceso tuyo y mío. Sin embargo, aun cuando en algún momento asistimos a un funeral, lo vemos como algo aislado a nosotros… ¡y es que nadie se levanta por la mañana pensando en que tal vez ese será su último día!

14

Tradiciones y cultura

Si echamos un vistazo al pasado, podremos darnos cuenta de que el paso de la vida a la muerte siempre ha sido un momento altamente significativo para muchas culturas. Los egipcios enterraban a su faraón con sus objetos valiosos e incluso con algunos sirvientes para que le sirvieran en el más allá. Los vikingos creían que debían morir en batalla para poder pasar al Valhalla, un lugar reservado para los valientes. Para los aztecas, quien moría en la guerra acompañaría al sol desde el alba hasta el atardecer; el que fallecía por enfermedad iría al Tlalocan para disfrutar de los placeres que su padecimiento le había negado, y quien partía por causas naturales terminaría en el Mictlán. Incluso en la actualidad muchos países celebran la muerte de acuerdo con tradiciones ancestrales que se han ido modificando con el paso de los años.

Por otro lado están las religiones, como el cristianismo —que sostiene que las almas van al cielo– o el budismo, que habla de sucesivas reencarnaciones para liberarse de karmas hasta llegar al Nirvana, estado en el que finalmente se rompe con el sufrimiento, sentimientos negativos como el rencor, tristeza y envidia, y apegos insanos a personas y/o cosas.

No pretendo hacer ninguna comparación entre creencias paganas y religiosas, pues este comentario tiene un tinte absolutamente antropológico. Lo que sí es claro es que, desde tiempos inmemorables, se ha creído en la vida después de la muerte y todas las culturas de distintas épocas han buscado la forma de tener esperanza en una mejor vida después de esta.

La riqueza de la tradición

Las tradiciones son el reflejo y expresión de las creencias y valores de una cultura. Si las vemos con ojo crítico, nos daremos cuenta de que tienen algo en común: la creencia que hay vida después de la muerte, que brinda paz y esperanza a los vivos.

En México, la muerte —aun siendo temida y evadida– es un motivo de celebración. En el Día de Muertos los panteones se llenan de fiesta, colores y música; diversos aromas impregnan el aire y las casas se adornan con la tradicional ofrenda en la que se colocan flores de cempasúchil, pan de muerto, calaveritas de azúcar, fotos, veladoras y los alimentos y bebidas que el finado disfrutaba en vida.

La muerte, así como es temida, también es jocosa y motivo de burlas, según puede constatarse en las ingeniosas calaveritas que se convierten en un epitafio burlón. ¡Disfrutemos de esta tradición, celebrando a la vida y a su inseparable hermana, la muerte!

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s