Sin categoría

¡Adelgaza tu ego!

Depender de lo externo para considerarnos valiosos causa mucha presión, ansiedad y obsesión, ya que siempre estaremos buscando aprobación. Y cuanto más consigamos, más necesitaremos… ¡Nuestro ego es insaciable!

Lulú Farrera / DIRECTORA DE SALUD INTEGRAL INTELIGENTE

 31 -1

Seguramente alguna vez alguien te ha dicho que tienes el ego muy grande (o bien, muy pequeño). Tal vez incluso te han tachado de egocéntrico, pero… ¿Qué es el ego? ¿Cómo se mide? Las definiciones y explicaciones que conozco hasta este momento aún no me han hecho entender completamente el significado de esta palabra tan utilizada. Simple, pero profunda; sencilla y a la vez complicada… tal vez esas contradicciones la vuelven tan confusa.

Ego, en latín, significa yo. En psicología y filosofía, este término se ha adoptado para designar la conciencia del individuo, entendida ésta como su capacidad para percibir su realidad. Por otro lado, esta palabra también puede designar el exceso de autoestima en una persona, es decir, la valoración exagerada que alguien tiene de sí mismo. En este último sentido, si echamos un vistazo a la realidad que nos rodea actualmente, nos daremos cuenta de que el reino del ego está de moda.

Los seres humanos somos imperfectos, cometemos errores y tenemos carencias. Para algunos esto es tan natural como irrefutable… pero no faltan quienes piensan o creen que son perfectos y que en ellos no hay cabida para los errores. Y entre más perfectos nos sentimos o queremos ser, más nos perdemos y alejamos de la realidad, de nosotros mismos.

Hemos aprendido —a través de la educación, de la sociedad, de la cultura, de la vida diaria– a valorarnos a nosotros mismos y a los demás en función de los logros obtenidos, de nuestras posesiones materiales, de nuestro estatus social, de nuestro físico o de lo que los demás piensan de nosotros. Pero el hecho de valorarnos en función de características y comparaciones con los demás suele causarnos un gran sufrimiento, sobre todo porque nada es para siempre. Es posible que seas muy guapo hoy, o que tengas un trabajo estable y una buena posición social, pero…  ¿Qué pasará el día que dejes de poseer todas esas cualidades externas? ¿Qué ocurrirá cuando dejes de ser bello o ya no ejerzas tu profesión? ¿Serás igualmente valioso?

31 -2

Depender de lo externo para considerarnos valiosos causa mucha presión, ansiedad y obsesión, ya que siempre estaremos buscando aprobación y cuanto más consigamos, más necesitaremos… ¡los seres humanos somos incansables cuando se trata de engordar el ego!

Cuando buscamos este valor fuera de nosotros mismos, en lugar de ir hacia nuestro interior, no hemos comprendido que somos valiosos por el simple hecho de existir. Tu valor como persona es permanente. Está ahí siempre, seas como seas y consigas lo que consigas en tu vida. Todos los seres humanos somos valiosos por el simple hecho de estar vivos y por poseer la maravillosa cualidad de amarnos entre nosotros y amar la vida… ¡y esto es lo verdaderamente importante! ¡Todo lo demás no significa nada! Te puede dar satisfacción o placer por un tiempo, pero para nada determinará tu valor…

Si comprendes lo anterior conseguirás adelgazar tu ego… ¡Serás libre! Te quitarás esa gran presión que la sociedad impone y disfrutarás más de la vida. No tendrás que demostrar nada a nadie —ni a ti mismo– porque no hay nada que demostrar.

El objetivo es desarrollar un ego saludable que nos permita estar en armonía en nuestras relaciones y la sociedad. Aprender a aceptarnos incondicionalmente para poder decir: “Soy un buen esposo, pero no he sido un hijo perfecto”… “Tengo ojos bonitos, pero mi piel está arrugada”… “Soy un buen esposo, pero no he sido un hijo perfecto”… Somos imperfectos y eso es algo maravilloso… ¡porque nos hace humanos!

Alimenta tu alma, no tu ego

  • Libérate de la necesidad de ser superior a los demás.
  • No te apegues sólo a tus éxitos y logros… ¡reconoce también los de las otras personas!
  • No te sientas siempre ofendido por lo que te dicen, hacen o piensan los que te rodean, porque ellos tienen derecho a no ser como tú deseas.
  • Libérate de la necesidad de tener más cada día. ¡Aprecia lo que ya tienes! También olvida la necesidad de ganar… ¡también se aprende perdiendo!
  • No te obsesiones con tener siempre la razón.
  • Tu objetivo en la vida no es tener fama o éxito… ¡simplemente es ser feliz!

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s