Sin categoría

Mujeres por la equidad de género

Mujeres por la equidad de género

“La humanidad posee dos alas: una es la mujer y la otra es el hombre. Hasta que las dos alas no estén igualmente desarrolladas, la humanidad no podrá volar”.

ZULEYKA MUNIVE / GINECÓLOGA Y OBSTETRA

 

Happy multiethnic women standing in a line with hands crossed

Sólo a través del conocimiento de lo que ocurre en el país podremos darnos cuenta de los avances y de los retos que tenemos como sociedad, para alcanzar la equidad de género y el respeto a los derechos humanos y de las mujeres.

Tradicionalmente las mujeres han ocupado el espacio privado (las tareas domésticas, el cuidado, la atención a los miembros de la familia y la comunidad) y los hombres el espacio público (actividades políticas, económicas y sociales). La división entre el espacio público y el espacio privado sitúa a las mujeres en conflicto con el pleno ejercicio de la ciudadanía y la participación social, así como para acceder en igualdad a los bienes y los recursos.

Las mujeres viven distintas formas de discriminación que limitan el ejercicio de sus derechos y libertades. Esa discriminación se basa en la vigencia de un conjunto de estereotipos y practicas sexistas que desvalorizan lo femenino y a las mujeres como grupo poblacional. Dicha desvalorización está profundamente arraigada en creencias sobre el cuerpo y la sexualidad de las mujeres, que se traducen en deberes que ellas deben cumplir por naturaleza en la familia y en la sociedad.

8.2

Otra forma de discriminación que sufren las mujeres en nuestro país es la de tipo laboral. Con base en información de la Organización Internacional del Trabajo, en México las mujeres ganan 22.9% menos que los hombres, y en los puestos de alta dirección esta brecha tiende a incrementarse, pues las mujeres con cargos importantes ganan hasta 40% menos que sus pares masculinos. Según datos del INEGI, el 91% de las mujeres que trabajan han sufrido algún tipo de discriminación en su trabajo, mientras que el 19.3% han sido acosadas sexualmente por algún compañero o jefe. Las entidades federativas en donde más casos de discriminación laboral hacia las mujeres se registraron en 2011, fueron: Chihuahua, Aguascalientes, Coahuila, Nuevo León, Michoacán y el Estado de México.

Otro lugar en donde las mujeres experimentan discriminación es la escuela. Un 30% han experimentado algún tipo de discriminación en el ámbito escolar de acuerdo con datos del estudio Panorama de violencia contra las mujeres 2011, elaborado por el INEGI. Las acciones discriminatorias que más se llevan a cabo en las escuelas son psicológicas (75.9%) y de tipo físico y/o sexual (44.2%). Los principales agresores dentro de este ámbito son los compañeros (65.1%) y las autoridades escolares (43.5%).

Si tomamos en cuenta que en México la población es mayoritariamente femenina, podríamos estar hablando que la mayoría de la población en nuestro país es discriminada y excluida.

No se trata de competir ni de permitir: simplemente todas las mujeres debemos recordar que somos las únicas responsables de cambiar este estereotipo, aprendiendo a respetarnos y a amarnos, y a no permitir ningún abuso o agresión. Ya lo dijo Mary Wallstonecraft, filósofa y escritora inglesa del siglo XVIII: No deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino por ellas mismas. •••

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s