Sin categoría

EDITORIAL: El placer de dar

Desde el agradecimiento es más fácil que estemos receptivos, serenos y positivos, y los demás tienen más ganas de darnos porque ven que valoramos y disfrutamos sus regalos, su tiempo y su presencia.

ÉRIKA RIVERO ALMAZÁN / Editora de Más Sana

Man hugging his dancing wife at party

¿Cómo hacer que una relación de pareja funcione? ¿O la relación familiar? ¿O con los amigos? ¿O el trabajo? ¿O la vida misma? Tu vida misma. No hay duda en la respuesta: dar. Dar­te. No al 50%. Tampoco esperar a que la otra persona o la vida misma nos dé. La respuesta es entregarnos completamente. Es darnos al 100%, sin esperar un retorno en la misma cantidad, calidad y medida.

¿Por qué es mejor dar que recibir, como dice el famoso y antiguo refrán? La sabiduría de esta frase no está en duda: Dar te hace feliz, te mantiene lejos del doctor por todos los beneficios que te da la pura sensación física, mental y emocional. Dar te da el mismo placer que el sexo o comer chocolate.

“Si el agradecimiento fuera un medicamento, sería el producto mejor vendido en el mundo, con una indicación de mantenimiento de salud para cada uno de los principales sistemas de órganos”, aseguró el doctor Doraiswamy, director de Psicología Bio­lógica en el Centro Médico de la Universidad de Duke, después de investigaciones que avalan la conexión entre el agradecimiento y el aumento de neurotransmisores como la serotonina, o de hormonas como la oxitocina, ambos componentes denominados como la hormona de la felicidad. Además, en la parte mental, dar nos hace ver el vaso medio lleno: es decir, nuestra parte analítica se hace más consciente de las cosas maravillosas que nos rodean o que tenemos, y tendemos a minimizar los problemas y las quejas.

Si estamos con una persona y tenemos la actitud de agradecimiento, es más fácil que disfrutemos de su compañía, la conversación o su mera presencia, y disminuye el protagonismo de emociones como el resentimiento y las actitudes defensivas o agresivas. Desde el agradecimiento es más fácil que estemos receptivos, serenos y positivos a la hora de escuchar al otro y de disfrutar de su presencia, y al mismo tiempo, los demás tienen más ganas de darnos porque ven que valoramos y disfrutamos sus regalos, su tiempo, su presencia.

¿Alguna duda sobre todos los beneficios de dar? ¿De darte? ¡Es pura gozadera!

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s