Sin categoría

EDITORIAL ¡No te niegues el placer!

EDITORIAL

¡No te niegues el placer!

El placer está ahí, en las pequeñas cosas, en las simplezas de la cotidianidad, esperando por ti, a que te decidas a experimentarte en plenitud.

ÉRIKA RIVERO ALMAZÁN / Editora de Más Sana

¿Cuánta frustración hay en tu vida? Si no tienes idea o temes no ser lo suficientemente objetivo, es muy fácil conocer la respuesta: date cuenta de tu estado de ánimo en el transcurso de un mismo día, y empieza a contar las veces que explotas en tu cotidianidad, así como del humor con el que vas a la cama.

¿Cuál es la sensación que prevalece? ¡No mientas! Eso que percibes en tu cierre del día, es lo que marca la enorme diferencia entre la percepción de si estás frustrado o feliz.

an evening at the lake 05

¿Cómo mejorar tu ánimo? ¿Cómo disminuir tu frustración? El error en el que solemos incurrir es pensar que un estado de felicidad está relacionado por la suerte o la recompensa, es decir, de los buenos resultados que obtengas de tus esfuerzos.

Esto no es así. La felicidad es directamente proporcional al grado de los placeres que eres capaz de suministrarte, el resultado de un proceso de conocimiento de ti mismo mediante el cual has aprendido a identificar qué es lo que te hace sentir bien.

También es un error común pensar que el placer es algo muy laborioso, poco accesible o, peor aún, pecaminoso o prohibido. Pero no. El placer es el resultado de tener algunos satisfactores, muy diversos y perfectamente alcanzables y accesibles.

Te sorprenderías los resultados positivos si incluyeras más placer en tu vida: el encuentro con un buen amigo, un baño caliente y relajante, rodearte de un aroma exquisito, un café por la mañana, la música que te acompaña en el viaje a tu trabajo, un beso, un abrazo, un platillo preferido, tener un gesto de cortesía con un desconocido, una caminata por un sendero hermoso, ejercitarte como te gusta, la lectura de un par de páginas de tu libro favorito, ver una buena película… los placeres son ilimitados, y muchos de ellos, gratuitos.

Entonces… ¿por qué no incluimos al placer en nuestra vida y lo hacemos parte de nuestro cotidiano? Esta es la invitación que te hacemos en este número de Más Sana… ¡Deseamos que lo disfrutes!

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s