Sin categoría

¡TRANSFORMA TU DIÁLOGO INTERNO!

Man changing his mood

Marisell Sosa

LifeStyle Coach.

Miembro de la Federación Mexicana de Life Coaching Heal Your Life Teacher & Laughter Yoga Leader

Un pensamiento aislado no hace la diferencia, funciona como una gota de agua que se seca, pero miles de pensamientos al día  pueden terminar por hacerte flotar en un río de profunda felicidad, o hundirte en un mar de negatividad.

¿Cuál es tu primer pensamiento al despertar? ¿Qué te dices al mirarte al espejo? ¿Te reconoces o exaltas tus defectos? ¿Cuál es tu sentir cuando piensas en las palabras dinero, éxito, sexo y amor? ¿Qué te dices cuando te alimentas? ¿Disfrutas la comida o te culpas? En suma… ¿Cuáles son tus pensamientos recurrentes durante el día?

Estas simples pero reveladoras preguntas te ayudarán a detectar y concientizar cuál es la naturaleza de tu diálogo interno. Está comprobado científicamente que una persona puede llegar a tener hasta 70 mil pensamientos al día. La naturaleza de ellos dependerá de la programación y las experiencias que has tenido a lo largo de tu vida.

Un pensamiento aislado no hace la diferencia, pues sólo funciona como una gota de agua que se seca, pero miles de pensamientos al día pueden terminar por hacerte flotar en un río de profunda felicidad o bien lo contrario: hundirte sin remedio en un mar de negatividad absoluta.

Existe una fórmula universal que nos rige más allá de lo que queremos creer; dicha fórmula nos dice que todo pensamiento es igual a una emoción y por lo tanto esa emoción generará una realidad de la misma naturaleza… ¡Ahora imagina cómo puedes transformar tu realidad con tan sólo estar consciente de esta infalible ley universal!

En esta ocasión quiero compartirte cinco estrategias que te ayudarán a mantenerte consciente de la energía que dejas entrar a tu mente, y por tanto consciente de las decisiones que tomas para acercarte a una vida saludable y completamente feliz:

1 Identifica tus patrones mentales negativos. Nues­tros pensamientos influyen en la manera en cómo nos sentimos, lo que a su vez influye en nuestro comportamiento; por ello es importante hacernos conscientes de los pensamientos que nos restan energía. Hacer una lista de tus pensamientos negativos te ayudará a aumentar tu consciencia sobre su naturaleza, y con la práctica aumentará tu capacidad para cambiar tus pensamientos por alternativas más saludables.

2 Explora las causas de tus patrones destructivos. Saber de dónde provienen tus patrones te ayudará a identificar la razón por la que siguen apareciendo una y otra vez. Identifica las razones que hayan dado lugar a la pauta mental repetitiva; por ejemplo, si piensas: “Nada me sale bien”, identifica las situaciones que contribuyeron a esa creencia. La mayoría de las circunstancias pueden incluir experiencias del pasado con tus padres, maestros, figuras de autoridad o de la sociedad que te pudieron haber hecho sentir que no eras lo suficientemente bueno para hacer algo.

3 Disociación. Deja de creer que tú eres tus pensamientos. La buena noticia es que en el presente tú estás a cargo, eres adulto y la simple idea de creer que puedes elegir qué pensar, qué decir y qué hacer en cada momento de tu vida te libera.

4 Decide lo que quieres pensar y sentir. De manera consciente, deshecha las pautas mentales destructivas o limitativas y remplázalas por afirmaciones positivas que te hagan sentir vivo. Céntra­te en lo que si quieres, escribe una lluvia de ideas y empieza a trabajar con ello; si lo que buscas es mejorar tu autoestima, pon atención a tu persona, vístete con colores agradables a tu vista, cuida tu aspecto, háblate amorosamente… ¡verás cómo tu realidad empieza a prosperar!

5 Agradece. Una maravillosa forma de atraer la dicha a tu vida es agradeciendo por todo lo que tienes y lo que está por venir. Este simple acto de reconocer lo que has sido capaz de lograr te conecta energéticamente con el infinito de posibilidades que está esperando por ti. Si no lo crees, estás a sólo una creencia de hacerlo realidad. No lo olvides… ¡el cambio está en ti!

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s