Sin categoría

Recupera tu abastecimiento de energía a través de tu alimentación

Por Lulu Farrera Melendez

Sin duda alguna, te has preguntado alguna vez ¿qué es ese cansancio, fatiga o falta de energía que sientes sin razón o motivo aparente?, ¿podría ser “normal”, sin importar tu edad, o tu estado emocional?

Es muy probable que te hayas acostumbrado a sentirte de esta manera, que ya no puedes hacer diferencia entre estar y sentirte bien, con energía y buen ánimo, a estar siempre desganado, cansado y de malas.

Es tiempo de que reacciones y pongas un remedio a esta situación. Tu primera mirada debe dirigirse a tu alimentación, ¡sí! Debes observar y checar qué estas comiendo, porque “comer no siempre es sinónimo de nutrirse”

Hoy en día, debido al crecimiento e industrialización de productos en el mercado, existe una gran diversidad y cantidad de alimentos, que no por ello signifique calidad nutricional. Es decir, cada vez mas oferta de alimentos, que alimentan menos.

Encontramos pues, sociedades más industrializadas y desarrolladas enfocadas en una alimentación rápida y superficial, vacía de nutrientes; cada vez, más alejadas de productos naturales y frescos, y de la preparación tradicional.

Resulta paradójico e increíble que en estas sociedades donde no existen problemas de abastecimiento, ni desnutrición, los índices de anemias y deficiencias en algunas vitaminas o minerales resultan ser comunes. Todo ello debido a la calidad de los alimentos.

Nuestro ritmo de vida actual, en donde el estrés crónico, es el pan de cada día, aunque permanezcamos en casa; requiere que nuestra alimentación sea rica en nutrientes de calidad, no en cantidad.

La mayoría creemos que a mayor cantidad de comida más energía, es una idea totalmente equivocada, sobre todo, si lo que ingerimos no es nutritivo.

Los alimentos procesados contienen un alto contenido de grasas saturadas y azucares que se acumularan como grasa corporal en nuestro cuerpo por lo que, este aumento de volumen requerirá más energía para su funcionamiento.

Y la fuente que nuestro cerebro buscara para esta energía, será más de lo mismo, azucares y alimentos procesados, creando así un circulo vicioso. Difícil entender el efecto de una alimentación inadecuada.

Pero si comprendemos que, para prevenir la falta de energía solo debes mantener el nivel de glucosa en sangre y los niveles de vitaminas y minerales estables, comiendo adecuada y nutritivamente, evitaras que los depósitos de grasa se acumulen en tu cuerpo y menos cansancio sentirás.

Así que no pienses, ni creas que es normal estar cansado, sin energía vital. Revisa tu fuente de abastecimiento, tu comida. Te sorprenderás y veras cambios en pocos días.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s