Sin categoría

Amar a manos llenas, el papel de las madres y padres

Father-and-son-on-beach1.jpg

María Esther Sosa López

Cuando te conviertes en padre tu vida da un giro de 180 grados. Es curioso, pero ese pequeño ser que tienes en tus brazos te mira por primera vez y te roba el corazón. Te olvidas de quien eres y empiezas tu aventura de padre sin otra cosa en tu mente que amar a ese bebé con todas tus fuerzas, pero al poco tiempo te das cuenta que ser padre es más difícil de lo que creías, que es una responsabilidad enorme y que no tienes idea de como hacerlo.

Muchas veces te guías por el instinto, otras por prueba y error, otras por tus propias experiencias… lo cierto es que los niños no traen instructivo bajo el brazo y uno tiene que ir adentrándose poco a poco a su maravilloso mundo para entenderlo, guiarlo y enseñarle la vida.

Amar a manos llenas implica muchas veces dejar tus propios sueños o deseos para dar prioridad a los de ese ser que te mueve, que te inspira, y también te enseña, y todo vale la pena por verlo sonreír, crecer y alcanzar sus propias metas. Es dedicarle el tiempo que sea necesario para jugar, reír, compartir, y charlar. Es crear esa conexión mágica con tu hijo que se reconoce con una mirada, un gesto o una palabra especial.

Amar a manos llenas es darle lo que en ocasiones no creías que tendrías, como esa gota de paciencia cuando tienes prisa para irte al trabajo y el niño derrama el vaso de leche, o cuando estás muy cansado y aún así te pones a jugar a las cosquillas, o cuando tu teléfono suena y prefieres no contestar porque estás platicando con tu hijo.

Todos los padres estamos llamados a este amor, un amor incondicional que no daña ni lastima, que es generoso, que da sin esperar nada a cambio ¡Amar a manos llenas, en una sencilla frase, es darle a nuestros hijos lo mejor de nosotros mismos!

2017-05-15-17-53-02-900x600.jpg

Amar, según se nos ha enseñado, significa dar, atender, estar para el otro.. ¡y vaya que si lo hacemos! Al menos nosotras, las mamás, hacemos todo lo posible por estar 100 por ciento para nuestros hijos, sin importar nuestro estado de ánimo o entereza física. Es decir, podemos estar enfermas, estresadas, tristes, cansadas, con dolor de espalda, con preocupaciones económicas.. pero siempre estamos alerta para cualquier cosa que necesiten nuestros amados pequeños.

Eso es lo que se nos ha enseñado, y eso es lo que nos exige la pareja, la familia y la sociedad. Pero a las mamás no nos enseñaron es estar para nosotras mismas ¿A que me refiero con estar bien? A ocuparnos por estar bien en todos nuestros aspectos: física, emocional, mental y espiritualmente. En la práctica diaria equivaldría a dedicarnos unos minutos para dar un rico paseo por el parque, tomar una ducha caliente sin prisas, beber con calma una taza de aromático café, leer un libro, asistir esa clase que pospusiste o retomar un diplomado, una licenciatura…

La idea es dedicarnos un tiempo, una actividad, un descanso sólo para nosotras, darnos cabida en nuestra propia agenda y respetar a toda costa ese espacio. Sentirnos bien nos ayudará a callar a ese sentimiento de frustración o amargura por no lograr que nuestros hijos se comporten como queremos.

Cuando nos desesperamos es cuando debemos asumir una mentalidad positiva, ir de la mano con nuestra mentalidad positiva, ir de la mano con nuestra espiritualidad y confiar, creer, orar, meditar y estabilizar a nuestro cuerpo. Todo esto te llevará a mantener una mente serena aún en los momentos más estresantes, y por lo tanto a ser una mamá más sana. Pero antes necesitas encontrar cuáles son tus pasiones, tus motores y también los elementos que te proporcionan paz.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s