Sin categoría

El placer que da el conocimiento

El placer que da el conocimiento

ABIGAÍL RODRÍGUEZ / EPUHC

Young explorer using binoculars

Los primeros contactos con el mundo del arte, el deporte, la ciencia, las matemáticas o la literatura, deben realizarse como un acto de amor que propicie el descubrimiento y la saciedad de la curiosidad. Esta trascendental tarea debe ser acompañada constantemente por los padres, en un ambiente de paz, serenidad y felicidad, y no como una obligación, un castigo o una tarea que tiene que hacerse, sino como una actividad tan vital como descansar cuando nos da sueño.

La experiencia vivida genera espacios de conocimiento que se satisfacen ante la curiosidad inminente de los niños; al ser cubiertas esas interrogantes, en un acto de acompañamiento pleno, divertido y tangible, el aprendizaje se vuelve inmediato. Día con día, desde la primera infancia, se generan incontables dudas y la tarea de los padres es saciar esas preguntas, no con respuestas inmediatas, sino con la indagación conjunta de padres e hijos hasta encontrar la respuesta más satisfactoria, buscando siempre, el bienestar y el placer de poder resolverla.

No existe mayor goce para mí, como guía de mis estudiantes, que el replantearme preguntas y buscar las respuestas junto a ellos, y espero todos los días de mi labor la posibilidad de contagiar ese gran placer que mis padres me legaron, para volver a heredarlo.

Categorías:Sin categoría

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s